Seguidores

miércoles, 31 de marzo de 2010



LA CREATIVIDAD COMO TERAPIA

La escritura, la pintura, la fotografía, el teatro, el baile, las manualidades, la jardinería, la repostería, la cocina, el dibujo, etc. etc.…miles de posibilidades que se abren ante nosotros para ayudarnos a descubrir quienes somos a través de un trabajo de crecimiento personal, desde la creatividad que todos tenemos en nuestro interior.
Utilizando el arte como medio de comunicación somos capaces de expresar todo aquello que no podemos o no sabemos decir con palabras y que nos cuesta exteriorizar.
Cuando empezamos a utilizar el lenguaje artístico, redescubrimos un medio
de comunicación que nos ayuda en nuestra transformación abriéndose un amplio abanico de posibilidades que  tienen mucho que ver con nuestro autoconocimiento.
En realidad, la práctica de la creatividad, es una forma de meditación, ya que en el momento en que estamos inmersos en nuestra actividad, nuestra mente se vacía y está por completo entregada a aquello que estamos creando, canalizando de esta manera todos nuestros conflictos internos.
Además, la persona  encuentra así,  un canal para comunicarse con el mundo, desarrolla la capacidad de entender otros lenguajes, los de otras personas que también se han expresado a través de su creación.
En definitiva, la creatividad, es el medio de expresión del alma, y en ella está todo permitido.
Liberemos nuestras emociones, creemos  y permitámonos un espacio de expresión de lo que somos, adquiriendo el poder de reflejar en nuestra obra aquello que mejor hacemos, sin presiones estéticas ni sociales, simplemente, dejándonos llevar.

Un poco de historia: A finales del siglo XIX, el psiquiatra vienés Hans Prinzhorn se dedicó a analizar cientos de bosquejos realizados por pacientes de un psiquiátrico, y llegó a la conclusión de que la creatividad es un potencial para la autosanación. De esta manera, Prinzhorn se convirtió en uno de los primeros estudiosos del arte como terapia psicológica. De forma simultánea, en diferentes partes del mundo, otros investigadores llegaron a conclusiones parecidas, lo que provocó que finalmente se reconociera el arte como un autentico canal terapeútico.

5 comentarios:

Geles dijo...

Tus artículos cada vez son más interesantes, siempre a la búsqueda del "YO". ¡Nena, tu vales mucho!,
Un besote

Adriana Alba dijo...

El Arte es un canal terapéutico, como bien lo dices en el artículo.
Además es un aspecto de Dios, la creatividad nos conecta con el espíritu, es sanador en el más amplio sentido de la palabra.

Gracias Lola y abrazoss!

Adriana Alba dijo...

Pasé a deserte Felices Pascuas Lola, un abrazo!

TIHADA dijo...

¡Excelente entrada Lola! Te cuento que organizo un taller de juego y creatividad que está totalmente vinculado a lo que decís!
Un gran abrazo!!!

CORDOBESA dijo...

La creatividad es buena para la mente y para el Alma. Siempre es bueno tener la cabeza ocupada en algo creativo en más o menos medida, según la capacidad de cada uno, pero no por ello menos importante. Muy interesante esta entrada. Un abrazo.