Seguidores

martes, 11 de octubre de 2016

EL TALLO


Observaba la tierra oscura y húmeda mientras impaciente soñaba con el momento de ver brotar el tallo que cumpliera con aquel sueño.
El mismo día que planto aquella semilla se hizo una promesa y se unió emocionalmente a aquella planta.
La cuidaría, la regaría, la abonaría con mimo y delicadeza…como haría con su sueño.
Y  esperaría a ver los frutos de aquel empeño.
No tardó en ver asomar el primer brote verde y algo débil y espero, asustada por no saber si los cuidados que profería a aquella planta serían suficientes tuvo un momento de debilidad.
No valía para eso. Algo tan sencillo y simple como el cuidado de una planta se le resistía de la misma manera que se le resistía la meta que se había puesto. Y pensó en abandonar, en dejarlo todo, en seguir cómodamente atrincherada en su zona de confort.
Miró aquella maceta de nuevo, toco la tierra húmeda y rozó suavemente el brote tierno que luchaba por elevarse.
Algo en su interior se removió. Sintió que tenía que trabajarse más la paciencia, si, este había sido siempre su talón de Aquiles.
Dispuesta de nuevo a emprender el rumbo, cogió suavemente el tiesto y lo deposito encima del alfeizar de la ventana. El sol empezó a acariciar su rostro al mismo tiempo que inundaba de luz y de vida aquel tallo que parecía engrosar su aspecto por momentos…y acepto de nuevo el reto.
Dejo que el sol la iluminara al igual que a la pequeña planta y sintió todo el peso de la vida en su rostro. Triunfos y derrotas se asomaban en un continuo vaivén para mostrarle la incertidumbre de su existencia.
Los cambios son necesarios, se dijo. Qué es si no la vida…
Ahí radica el misterio…el que hace posible el milagro, la fuerza que nace del interior de uno mismo a poco que le cuidemos, que le abonemos.
Observo de repente cómo la planta, había crecido saliendo del tallo unas pequeñas ramas que la hacían parecer más hermosa, y fue así que entendió.
CUANDO UNO ESTÁ EN PAZ CON SU ESENCIA…APARECEN LOS ADORNOS QUE MUESTRAN TODA SU BELLEZA AUN NO SIENDO NECESARIOS
Ignoro si la protagonista de la historia consiguió al fin su sueño, pero eso poco importa.

Consiguió nutrirse de aquello que le ofrecía la vida, sintió su propia esencia…y eso siempre obra el milagro.

sábado, 27 de agosto de 2016

INFLUJO



Llevo mucho tiempo pensando en ti y tomo conciencia de que nunca me has abandonado. Siempre has estado ahí, incluso mucho antes de que yo pisara este suelo.
Mi mente consciente y lógica me impedía entender cuánto me amas y ahora que dejo libertad a mi parte creativa e intuitiva vienes a mi encuentro cada día, cada noche.
Es momento de recuperar la conexión que ya conocían y veneraban mis ancestros. Ahora alzo la vista y sonrío porque sé que siempre estás ahí, que siempre has estado ahí para todos, para absolutamente todos los que habitamos este orbe. 
 Siento que nos miras a todos por igual lo que hace que aún te admire más y que entienda el concepto de unidad.
Siempre has estado en todos mis tiempos, mis ciclos. Me has gritado desde la más absoluta oscuridad y has dado luz a mis más íntimos anhelos.
Nacimiento y muerte se unen en una rueda interminable donde no hay principio ni fin…
Y siento que danzo contigo, con la tierra, con el mar y todo es perfecto.
Te observo,  me observo y es en esa contemplación donde encuentro el auténtico sentido de la vida.  
Te observo y siento como en cada una de tus fases, todo se mueve contigo, todos nos movemos contigo en una danza sutil y etérea.
Siento tu luz plateada apuntando directamente al corazón y me pierdo en el tiempo…fluyendo, libre.

Será tu influjo mi amada y omnipresente luna.

jueves, 28 de julio de 2016

YO SOY PAS



Ahora sé que no es nada extraño ni diferente
Ahora entiendo esos sentimientos profundos, tanto, que llegaban a asustar haciendo esconder o huir de ciertas circunstancias y situaciones.
Esa angustia, esa contradicción y esa curiosidad al mismo tiempo luchando por no mostrarse.
Esa percepción de los sentimientos ajenos que hacía más vulnerables los míos  y que a fuerza de no entender, la capa de protección se hizo más y más gruesa ocultando lo que en realidad era.
El miedo a mostrarse, a las aglomeraciones, a los decibelios…la sensibilidad extrema que te hace esconderte o apartarte de tus propias sensaciones para no exponerse…
Pero ahora entiendo, entiendo de donde nace esa necesidad de aislarse por momentos, esa soledad escogida como un templo donde el guerrero espera su reposo sin miradas indiscretas, sin juicios, sin reproches…libre.
Ya no veo un problema, veo una oportunidad que me regaló la vida. Soy consciente de mis ritmos, de mis debilidades y vivo desde el corazón.

Ahora entiendo y dejando caer las capas de protección me limito a saborear cada momento tal cual lo siento, porque por fin entiendo.

miércoles, 20 de julio de 2016

La quietud del silencio permanece en presente continuo

(imagen cogida de Internet)


En un momento de nostalgia repaso las páginas impresas con cientos de palabras, pensamientos, vivencias, sueños…
Y observo que poco ha cambiado. La inquietud, el deseo, los rincones del alma siguen estando latentes en cada recodo, en cada expresión y en cada silencio esperando ser atendidos, esperando pacientes en un letargo constante e insatisfecho donde el sueño y la realidad se confunden a veces, para otras muchas despertar rabiosos y con ganas de gritar aquello que se lee entre líneas.
Es curioso observarse desde fuera, es altamente esclarecedor y sanador al mismo tiempo observar como la vida te lleva, te zarandea, te da, te quita mientras tú estás ahí participando como un simple actor de comedia con su papel bien aprendido y cómo a veces, sólo a veces te permites saltarte el guión para salir de este escenario e interpretar tu propio papel.
Es curioso cómo creemos estar haciendo la obra de nuestra vida y luego cuando observas la escena sentado cómodamente en butaca preferente te das cuenta de que tú no eres ese personaje “famoso” y al detener un segundo la respiración, comprendes que eres el observador que crea.
Y es entonces en ese instante de lucidez que encuentras el momento perfecto, la palabra perfecta, pero cuando intentas plasmarla en el papel ya se ha convertido en pasado. Intentas recrear la escena pero ya nada es lo mismo…
Y te aferras a un presente continuo porque no quieres perderte nada y te observas nuevamente con infinita compasión y entiendes que en realidad,  todo, absolutamente todo, estuvo, está y estará en ti.

                                                                         

jueves, 1 de octubre de 2015

UNA AMABLE CONVERSACIÓN



Palabras que suenan en susurro
Miradas que dicen sin hablar
Atención plena, sincera
Dejar que hable el corazón
Desnudando el alma
En una amable conversación
Y sentir que detrás del verbo
No estabas tú, ni estaba yo
Tan solo presencia
Y  un susurro en el aire

Que se convierte en canción

sábado, 12 de septiembre de 2015

PRESENCIA



Pertenezco a un grupo de amigas donde de vez en cuando nos reunimos para apoyarnos en nuestro crecimiento espiritual.

Ayer concreta mente fue uno de esos días en que la conversación se alargó horas y horas haciéndonos  perder la noción del tiempo.
 No somos conscientes de él. O sí?

Este fue nuestro tema principal del debate. Consciente, inconsciente, consciencia, subconsciente.
Nos metimos en una espiral donde tan pronto dábamos con la clave, como de repente volvíamos a sembrar las dudas.

A ratos tomábamos conciencia del momento que estábamos celebrando y de repente éramos conscientes de la magnificencia del mismo.

Pero inconscientemente volvíamos a retomar un debate dejando que el subconsciente tomase las riendas.

Me encanta cuando ocurren estos milagros de la vida, me encanta compartir desde la inconsciencia para poder sentir que el subconsciente quiere dominar y entonces, es cuando ocurre…todo se vuelve consciencia.


Todo nuestro SER se vuelve presencia.