Seguidores

jueves, 2 de septiembre de 2010

REENCUENTROS


La verdad, es que no se cómo abordar el tema, me gustaría compartir con vosotros algo que disfruto… a ver cómo lo llamo, coincidencia, causalidad, casualidad, reencuentro…sí, quizá reencuentro sea la palabra más adecuada.
Veréis no os ha pasado que en temporadas habéis estado sin disfrutar de la compañía de alguien, a quien por otro lado, tampoco añorabais en exceso, (amigos, familiares, incluso situaciones) y de repente reaparecen en vuestras vidas y os preguntáis ¿cómo es posible que me halla perdido esto durante tanto tiempo?.
Sin saber cómo reaparecen en el escenario de tu vida personas y situaciones que aún teniendo su espacio en tu corazón, no compartían el presente de tu vida y de repente esta te las pone de nuevo en el camino. Mi respuesta es; “no era el momento” o “ahora era el momento de reencontrarnos”, pero claro, eso son palabras fáciles de pronunciar y difíciles “a veces” de comprender, por otro lado, tampoco tengo intención de llevar a examen todo cuanto ocurre en mi vida. Pero, fijaros, no deja de ser curioso, sobre todo cuando a esto se le suman cierta cantidad de acontecimientos que hace que siga añadiendo “¿casualidades?”… Te reencuentras con estas personas en un momento crítico de tu vida, un momento de nuevos descubrimientos, de despertar a cosas nuevas…estas personas a su vez te presentan a otras que de nuevo “o casualidad de la vida”, te dicen algo que te lleva por un nuevo camino lleno de gratas sorpresas y la rueda sigue girando y girando, y lo único que puedes hacer es sonreír al destino y disfrutar el momento. Últimamente es algo que me está ocurriendo con bastante frecuencia o al menos yo me estoy dando cuenta de ello. Me ha ocurrido con personas conocidas de bastante tiempo, pero que sin embargo, no había surgido amistad hasta hace bien poco, y claro cuando compruebas la cantidad de cosas en común que tenemos, yo me pregunto ¿porqué ahora? ¿Por qué tan tarde? ¿Por qué no hace cinco años cuando la conocí?...Eso mismo me ha ocurrido con mi propia familia, por supuestísimo que siempre nos hemos querido y hemos estado en contacto, pero no como ahora. Ahora nos hemos reencontrado, somos más conscientes de los momentos que pasamos juntos y los disfrutamos cómo no hacíamos antes. ¿Por qué? ¿He cambiado yo? ¿Han cambiado ellos? De forma racional diría que la vida, que da muchas vueltas, las circunstancias de cada momento que te llevan por caminos a veces muy diferentes. Pero como bien sabéis los que me vais conociendo soy una idealista y me gusta pensar que el universo juega con nosotros haciéndonos guiños para que aprendamos el valor de las cosas y por consiguiente nos va dando en cada momento aquello que es mejor para nosotros y nos lo va administrando para que seamos capaces de absorberlo todo, de saborearlo hasta el último aliento.
Y es que la vida, no dejará nunca de sorprenderme, o al menos, en eso confío yo.



Un abrazo inmenso para todos en especial a los protagonistas de mis reencuentros. Ellos saben muy bien quienes son.

11 comentarios:

Sony dijo...

hola lola,esto qu te pasa tambien lo he pasado y pienso que esos desencuentros entre las personas queridas sean familiares o amigos es simplemente por el hecho de que en un momento de nuestras vidas estamos preparados y abiertos a compartir nuestro cariño con las personas que de una forma u otra han tocado nuestras vidas de alguna manera.
quizas sea esto o quizas sean las casualidades,pero yo no creo mucho en las casualidades,mas bien creo en las causalidades,quizas sean esas causas que hacen que nos reencontremos con esos seres queridos que despues de estar dormidos en el camino regresan a nosotros y aprendemos a conocerlos mejor,a tomarnos mas tiempo en descubrir sus personalidades y nos llevamos una grata sorpresa.

un abrazo grande amiga y que sigas bien,siempre es un gusto pasar por tu rinconcito!!!!!!!!

ARIADNA dijo...

Muchas felicidades por esos reencuentros que nos dan nuevos brios y nos llenan de tantos sentimientos y sentido, un besitos

andres lopez villar dijo...

Ahora , cada uno de nosotros, está forjando su futuro,tú con tus circunstancias, con tus sentimientos, con tu forma de contarlo, estás condicionando ese tu futuro, que tiene y tendrá más que ver con lo que haces y piensas ahora que con el destino al cual no podemos excluir.
El mundo gira y gira, como tú dices pero esa sonrisa tuya , está condicionando muchas cosas, la vida además de sus sorpresas, nos va dando lo que buscamos y lo que vamos sembrando.Mientras tanto vive tu presente.
Un saludo

VerboRhea dijo...

Una vez leí un cuento de Bucay en el que pasaba justo lo contrario de lo que tú nos has contado: No importaba el grado de confianza que el protagonista tuviera con la persona en cuestión, nadie parecía ya saber quién era. La razón: el protagonista había cambiado.

Puede que en tus reencuentros pase algo parecido, o no...Las respuestas para explicar esos reencuentros, ya lo sabes: el tiempo te las irá dando.

Por cierto,¿quién no añora reencontrarse con alguien?...Quizá el "truco" esté en algo que dejaste caer: no echar de menos, pero mantener el cariño para estar receptivos cuando volvamos a encontrarnos.

Un fuerte abrazo también para ti y felicidades por esos buenos reencuentros.

Lectores Inquietos Poemas 웃ღ웃 dijo...

Hola amiga Lola las casualidades
van de la mano de los reencuentros
de la vida con las personas ya sean familiares o amigos muy buena publicacion me gusto mucho.

Un fuerte abrazo besos que
tengas un feliz dia...

Alexander Camelot dijo...

Hola!
Gracias por tu visita y comentario...
Un amigo es la persona que nos muestra el rumbo y recorre con nosotros una parte del camino.
Un abrazo envuelto en cariño

Alexander♥

TIHADA dijo...

Querida Lola, todo el texto representa cosas que me vienen sucediendo, pero las últimas oraciones desde que expresás que la vida nos hace un guiño para que aprendamos cosas, es tal cual lo que pienso.
Sí Lola, que la vida no deje de sorprendernos porque, como ya alguien dijo, podemos pensar que los milagros no existen o pensar que todo es un milagro.
Un gran abrazo!

Adriana Alba dijo...

Esos "reencuentros" tenían que suceder en nuestra vida, nada es casual, así como hay personas que siguen otro camino diferente al nuestro hay otras que llegan,y otras que vuelven a encontar en otro recodo del camino, pero todo está sumamente sincronizado, y por supuesto es para nuestro mayor bien, aunque en ocasiones no nos demos cuenta.

Abrazos fuertes Lola!!

filo dijo...

bonitas reflexiones,
y es verdad que a veces ocurre este tipo de cosas, hay situaciones que ni en sueños se podrían planear o urdir, ni en las mejores fantasías imaginamos lo que luego la vida se encarga de darnos, sin avisarnos, así
por sorpresa y sólo nos queda seguir confiando en la VIDA.

un abrazo, amiga

gaviota dijo...

nos podemos reencontrar con tantas cosas y en tantos sitios, los sentimientos el amigo, el cafe el sitio preferido el mar y hasta el olvido besitos gaviota

Rufi García Nadal dijo...

Muy interesante, cierto y grato cundo ocurre, será porque nos hacemos mas sabios,gracias a la experiencias de nuestras etapas en la vida y vamos dando importancia a lo que de verdad lo tiene.
Ahora mismo me encuentro con mi mini ordenador junto al mar,oyendole, oliendole, gozando de un reencuentro para mi esperado y muy gratificante y ha sido junto a el un placer disfrutar de tu escrito.
Un beso Lola, nos reencontramos muy pronto.