Seguidores

sábado, 16 de enero de 2010

Camino de madurez




Estás en el camino entre el yo real y el yo ideal.
Te dispones a escribir la historia de tu vida, aún incompleta.
Decides que no ha de ser bonita sino estar bien contada
Aceptas el desafío del largo y emocionante viaje.
Haces balance buscando los pilares que sustentan tu “yo” más real.
Te das cuenta de que no eres del todo feliz, pero no importa porque eres el jefe que
gobierna tu propia vida y tus decisiones.
La felicidad empieza a ser una consecuencia de tu forma de SER.
Te has convertido en tu propio entrenador personal.
Te escuchas, te descubres, te aceptas, te quieres…
Estás aprendiendo que quizá no puedas dominar el sentimiento, pero si has
adquirido la fuerza suficiente para modificar un comportamiento o controlar una
conducta.
Casi sin darte cuenta notas que no puedes dejar de prepararte para recorrer el
camino, y empiezas a aceptar que algunos no están de acuerdo contigo, que piensan y se comportan de forma diferente a la tuya.
Pero eso ya no te afecta como antes.
Ahora sólo tú, tienes derecho a juzgarte.
Te atreves a expresar lo que sientes y piensas sin sentirte culpable, y eres
coherente en tus acciones.
No juzgas tampoco a los demás, comprendiendo que hay realidades distintas a las tuyas.
Te empiezas a olvidar del condicional y empiezas a aplicar el presente en primera persona.
“yo soy”.
Los debería empiezas a vislumbrarlos como algo lejano que pertenece a una época de Inmadurez pasada.
Y empiezas a hacerte responsable de ti misma, adueñándote para siempre de tu
“PROPIA VIDA”,

No hay comentarios: