Seguidores

domingo, 27 de abril de 2014

AROMAS DE RECUERDO





Se despertó con una extraña sensación y oliendo sus manos se dejó llevar nuevamente por el recuerdo.
Cómo era posible que un aroma la hiciese viajar en el tiempo con tanta perfección…
Se vio a sí misma corriendo por aquél camino con tierra hasta en la boca, pero no le importaba porque se sentía feliz. El olor de las cuadras mezclado con el aroma de algún postre que sabia le esperaba al otro lado de la cerca, le avisaba de que estaba llegando al hogar.
Y se vio corriendo poseída por esa extraña felicidad que le inspiraba aquel olor al romero y la lavanda que colgados de una cuerda en el patio la abuela dejaba secar.
Traspasaba el umbral de aquella casa que olía a leña y carbón y como si de un ritual se tratase, se encaminaba a la gran pila de piedra para lavar sus manos con aquel jabón hecho al ritmo de alguna nana.
Acarició sus manos como hacia entonces y casi llegó a notar la suavidad y aquel aroma a limpio que la embriagaba y la llenaba de amor y de verdad.

Abrió los ojos y se propuso inventar un rincón en su memoria donde poder conservar los aromas, los recuerdos que la hacían volver al hogar.
Sería su lugar secreto, sería su rincón especial.
 Allí se sentiría segura…entre aromas que le concedieran un retazo de libertad.




Este texto forma parte de una de las entradillas que hago al comenzar mis talleres de meditación guiada. Y hoy lo he querido compartir con vosotros, porque quién no ha evocado en algún momento de su vida momentos únicos a través del sentido del olfato…

4 comentarios:

mjesus dijo...

Que bueno el aroma del recuerdo, eso es muy cierto, los diferes olores de trasladan, o mi me ocurre.
CHUS

Mª Jesús Muñoz dijo...

Lola,la naturaleza conserva todas nuestras vivencias y recuerdos, amiga...Sencillamente porque está habitada por la esencia divina, que nos acuna, nos alienta y nos protege...La naturaleza nos espera siempre con su sencillez, su humildad y sabiduría...
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu profundidad y buen hacer.
Feliz semana, amiga.
M.Jesús

Ernesto. dijo...

Quién no se ha visto reflejado en tus palabras del recuerdo de olores del ayer...

Olores, sabores, momentos, sensaciones...

Un abrazo Lola.

Maria Tau dijo...

Precioso lo que dices, no soy una persona religiosa, pero si una persona resiliente y en busca de los misterios de la vida!! muy bello tu blog me ha encantado leerte!!