Seguidores

jueves, 27 de febrero de 2014



Cuando estés ansioso o cabreado por el comportamiento de otra persona, no te centres en quien consideras que es la causa de tu disgusto. Dirige tu atención a la aceptación de tus sentimientos, sin culpar a nadie. porque nadie tiene el poder para hacer que te sientas incómodo si tú, no lo deseas. Céntrate en comprenderte a tí mismo. Adquiere el compromiso de decidir cómo responder ante algo o alguien. Cambia tu punto de vista y se abrirá un mundo nuevo de posibilidades ante tí.

8 comentarios:

ana dijo...

Muy buena observación Lola, sólo nosotros somos los responsables de decidir como sentirnos. Que nada perturbe nuestra paz interior, ni ofensa ni alabanza. Un abrazo

Mª Jesús Muñoz dijo...

Si, Lola,lo importante es la actitud que tomemos ante las dificultades. La buena o la mala actitud determinará, que salgamos mejor o peor...Todo el poder lo tenemos nosotros para sentir esa plenitud que buscamos..
Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tus buenos posts, amiga.
M.Jesús

YoSueño dijo...

Un buen consejo solo en el momento en que estés bien contigo mismo, en que haya calma, cuando tengas paz interior, estocen es el momento para tomar decisiones en ese estado de paz.Un ABRAZO

Ernesto. dijo...

Cita acertada y real Lola, guía imprescindible para caminar en paz y alegría con uno mismo.

Al alcance de nuestra mano si somos capaces de abrirla, y soltar, soltar...

Bella imagen, y acorde con tus palabras.

Un abrazo amiga.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Pues sí, es lo mejor que se puede hacer. Hay que respetarnos y como no todos somos iguales, si deseamos convivir en paz, mejor no darle importancia, si realmente no la tiene.
Gracias Lola-
Un beso de ternura
Sor.Cecilia

Adriana Alba dijo...

Hermosa reflexión querida Lola.
un fuerte y cariñoso abrazo.

María dijo...

Cierto, lo complicado es llevarlo a cabo, aunque todo es cuestión de querer aprender y cambiar.

Un saludo

Ernesto. dijo...

Muy buenos días amiga en el silencio... Presente sin duda, aunque no sé si deseado...

Sea como sea Lola te deseo lo mejor siempre. Y sabe que para lo que gustes o necesites aquí estoy.

Estamos, pues no soy el único cerca de ti en este medio.

Un gran abrazo y hasta cuando gustes.