Seguidores

domingo, 4 de marzo de 2012

GITANJALI

GITANJALI



Mi alegría es vigilar, esperar junto al camino, donde la sombra va tras la luz, y la lluvia sigue los pasos del verano.
Mensajeros, que traen nuevas de cielos desconocidos, me saludan y siguen aprisa por la senda. Mi corazón late contento dentro de mí, y el aliento de la brisa que pasa me es dulce.
Del alba al anochecer, estoy sentado en mi puerta. Sé que, cuando menos lo piense, vendrá el feliz instante en que veré.
Mientras, sonrío y canto solo. Mientras, el aire se está llenando







Desciendo a las profundidades del mar de las formas, en busca de la perla perfecta de lo que no la tiene.
No más este navegar, de puerto en puerto, con mi barco viejo de naufragios. Ya se fueron los días en que era mi gozo ser juguete de las olas.
Y ahora tengo ansia de morir en lo inmortal.
Llevaré el arpa de mi vida al tribunal que está junto al abismo sin fin de donde sube la música no tocada.
Y acordaré mi música con la música de lo eterno, y cuando haya cantado su sollozo último, pondré mi arpa muda a los pies de lo callado.



                                                                              TAGORE

11 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Precioso ese texto de Tagore,donde,después de navegar por distintos mares,quiere descansar y profundizar calladamente para encontrar las perlas internas,que ansía...Esa armonía interior,que le pone en contacto con la armonía del universo es la que todos buscamos,amiga.
Mi felicitación y mi abrazo grande por tu buen hacer.
M.Jesús

aries dijo...

Esta mañana mi despertar fue dichoso, porque vi a mi amor.
El cielo era una sola alegría, y mi vida y mi juventud se consumaron.
Hoy mi casa es de verdad mi casa, y mi cuerpo mi cuerpo.
La suerte me ha sido amiga, y mis dudas se disipan.
¡Pájaros, cantad vuestra canción mejor!
¡Luna, derrama tu luz más bella!
¡Dispara, a millones, tus flechas, dios del amor!
R.Tagore
Amiga mia, cuando empecé a leer tu poema, sentí su inconfundible aroma, lo reconozco entre mil, me enamoré de Él cuando tenía 17 años, y siempre va conmigo
Gracias querida Lola

Recibe un cálido abrazo

Maria Jesus Blanco dijo...

Precioso texto que produce en mi la calma al leerlo, he leido mas bien pocas cosas de Tagore, pero creo que desde hoy intentaré empaparme un poco más de sus escritos.

Un abrazo

Maria Jesus

Noris Capin dijo...

El texto de Tagore, bellisimo: armonia que tanto deseamos para vivir y amar. Primera vez por tu blog y me encanta. Un abrazo,

Delia dijo...

Muy bello Lola, lo recibo agradecida, un beso.

Irene dijo...

Sublime Tagore.
Gracias por traernos sus letras,sabias y eternas.
Un saludo.

Sony dijo...

un hermoso texyo loli,me ha recoerdado cuando algunas tardes me iba a caminar al puerto de valencia y me quedaba mirando alli los barcos disfrutando de esa hermosa brisa marina.

hay que como echo de menos ese mar amiga mia.

te dejo besotes de estrellas y te deseo una bella semana!!!!!

Ernesto. dijo...

La profundidad del saber...

La sencillez del que sabe...

La realidad de lo que ES...

Siempre acertada querida Lola...

Un abrazo.

Adriana Alba dijo...

Bello texto de Tagore, siempre que lo leo me quedo en un estado de paz interior y felicidad.

GRacias querida Lola, por traerlo.

Te dejo un fuerte abrazo y Feliz Dìa de la Mujer.

Velvetina dijo...

El sol sale sin duda cada mañana, pero si no levantamos la mirada hacia el cielo los rayos de sol jamás podrán iluminar nuestros rostros.

Este texto ha sido como uno de esos rayos de sol para mí… ¡eso sí!, aparte de iluminar el rostro, indudablemente ¡ilumina el alma!.

Un caluroso abrazo

Velvetina

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Inspiradoras y preciosas palabras que me llenan de paz