Seguidores

viernes, 14 de enero de 2011

La soledad de la primera entrada



  Empieza por una caricia suave; su mano derecha pegada al corazón mientras su mano izquierda comienza la danza nostálgica de la chacona de Bach. En la sala el silencio sepulcral, respetuoso, nos hace emerger a las raíces más profundas del sentimiento. El pianista como poseido por el espíritu de las notas que crea, se deja llevar por un sentimiento de dolor contenido,las respiraciones aumentan con la misma intensidad que el sonido que con enorme maestria, inunda cada rincón de la sala, cada poro de nuestro cuerpo haciéndonos partícipes de la dramática historia que estamos presenciando.Se percibe el dolor,el sentir íntimo y duro de aquél que creó en forma de despedida la mas bella y triste historia de amor. La música escuchada por sí misma,ya es hermosa, pero si además conocemos la historia por la que fué creada, cobra toda ella un sentido mucho más especial y conmovedor que nos traslada en el tiempo y en el espacio. Esta obra de exsaltación extrema,nos maravilla y nos llena de misterio en esta pieza fúnebre que bach creó para su esposa a la que amaba profundamente y que murió de una grave enfermedad mientras él, se encontraba de viaje.A su vuelta y trás el dolor de no poder despedirse de ella creó esta maravillosa pieza plagada de sentimientos.
Siempre se ha dicho que la vida nos pone a prueba constantemente y que debemos sacar algo bueno de todo ello, y en este caso queda patente el regalo de esta obra creada del dolor e interpretada por alguien que la hace sentir como suya, convirtiéndonos a los espectadores en partícipes igualitarios de este drama magistralmente interpretado con una sola mano, donde todos; compositor, interprete y espectador,forman un tándem perfecto de sentimientos universales. Está claro que la música es el puente de unión perfecto donde no existen categorias sociales, donde todas las generaciones se encuentran, dónde presente, pasado y futuro, comulgan juntos. La música aviva el espíritu y calma la mente, es capáz por ella misma de hacernos entrar en una espiral de sentimientos profundos, escondidos a veces, y otras muchas a flor de piel, en la música es donde en definitiva, encontramos el perfecto reposo para el alma tan necesario en el devenir diario.


Hola amigos, como ya sabeis hace muy poquito que cumplí mi primer añito en el blog y repasando todas las entradas, decidí volver a poner la primera que escribí. La vi ahí tan solita, que pensé; voy a darle un poquito de protagonismo ja jaaja. Ahora sois muchos los que me acompañais y quiero compartirla de nuevo.Estas letras las escribí tras  un concierto al que asistí en la Navidad del año pasado.

Un abrazo grande a todos  y feliz fin de semana!!!!


14 comentarios:

iglesiasoviedo dijo...

Esplendida crónica de un concierto de piano, has descrito el dolor y la gran pena que Bach plasmo en su obra a la muerte de su esposa, como si la estuviese escuchando en este momento.
En tu comentario has sabido transmitir todos los sentimientos que Bach quiso expresar con su música.
Un abrazo.

teresa dijo...

Cuando la he estado leyendo mi mente se ha sentado en la primera fila de la sala. Preciosa manera de describir un concierto. Enhorabuena.Todos debemos sacar algo positivo de lo negativo que la vida nos presenta aunque a veces no lo veamos de inmediato. Un abrazo.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Buenas noches Lola:
Me encanta la mísica, así que tu entrada me ha hecho volver a deslizar mis dedos no por un piano , sinio por un órgano que hace tiempo que no toco.
Gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

Cris dijo...

Muy linda entrada, transmitiste los sentimientos del intérprete, del compositor y de los espectadores.

Te felicito por el primer cumple del blog, felicidades!!!

Sony dijo...

hola amiga,gracias por volverla a compartir esta maravillosa entrada porque yo que llegue a este rinconito mas tarde me la perdi,asi que ahora pude disfrutarla.

quiero que sepas que siempre es un gusto pasar a visitarte amiga,siempre tus entradas me dejan una enseñanza.

te dejo un abrazo bien apretadito y te deseo un muy feliz fin de semana!!!!!!!

Adriana Alba dijo...

Precioso Lola, es bueno recordar y traer las primeras entradas de vez en cuando, tienen esa "pureza", de algo nuevo!

He vivido el concierto!

Un abrazo.

Olga i Carles dijo...

Felicidades por la descripción.
la música es el arte del alma enamorada.



Un abrazo.

filo dijo...

qué bien que aludas al sentimiento de soledad de lo primero que publicamos, yo casi que no me acuerdo, son ya 4 años, pero los comienzos fueron duros, intentando sacar adelante el blog, blogueando de aqui para allá, sorteando el desánimo porque te decías muchas veces, para quién escribo?...

una estupenda entrada, amiga LOla

Recomenzar dijo...

Que bello escribes

CORDOBESA dijo...

Lola gracias por volver a publicar esta entrada, yo no la había leído, no hace mucho que llegue a tu espacio.
Emocionante como describes la tristeza que quería transmitir Bach en esta obra.
Me gusto leerla.
Un abrazo y nuevamente Felicidades por el primer aniversario de tu blog.

rosario dijo...

Precioso cariño, te felicito por tus relatos, por lo que trasmites, por la relajacion que dá tu nueva página , ese rincocito de jardin...que se asemeja al que todos quisieramos llevar dentro. En fin te felicito por como eres.. y me felicito yo por conocerte y quererte y haber crecido contigo y lo que nos queda por crecer.. Un abrazo inmenso.

Paula María dijo...

hola Lola!
La música es algo siempre nos conecta con los sentimientos. Es la unión perfecta entre generaciones, idiomas, continentes,... Me encanta la música!!!! Siempre asocio canciones con momentos de mi vida y los recupera hasta con las mismas sensaciones.
besosss

mia dijo...

Hola Lola.
Preciosa entrada,me gusta muchi como escribes,preciosa letras,
que tengas un bonita dia,
besitos Mia.

Ernesto. dijo...

No tan sola. Si bien preludio de silencios...

Abrazo, Lola.