Seguidores

domingo, 9 de enero de 2011

De profesión: amateur



Hace unos días mientras vagueaba tumbada en el sofá de casa haciendo zapping con el mando de la televisión, llamó mi atención un programa del que ignoro la cadena y el nombre del mismo, (muy a mi pesar), porque me pareció de lo más interesante, pero llegué algo tarde.
Veréis, el argumento del mismo parece ser que era cómo se puede ser feliz realizando una tarea que seguramente para la mayoría de los mortales, sería un suplicio.  Uno de los protagonistas en cuestión era una chica que había decidido abandonar  sus estudios y dedicarse a las labores del campo porque según ella le satisfacían y le enseñaban más que los libros de la facultad. Y francamente se la veía muy feliz. Comenzaba el día antes del amanecer, daba de comer a los animales, arreglaba el jardín, hacia  pan etc. etc. Lo que para muchos supondría un esfuerzo enorme de energía, para ella parecía ser un disfrute logrando un nivel de compromiso consigo misma muy difícil de ver en auténticos “profesionales”.  Personas anónimas, felices con sus vidas, no eran famosos, ni millonarios, la mayoría de ellos no tenían carrera universitaria, pero disfrutaban del trabajo y del descanso con la misma ilusión e intensidad.
Me parecieron personas valientes que no hipotecaron sus vidas a cambio de una etiqueta profesional y es que creo que hemos equivocado muchos términos intentando ponerle nombre a todo para poder escalar peldaños que erróneamente creemos que nos harán más libres.
Si yo  dijera que soy un amateur, seguro que no me tomarían tan en serio como si digo que soy profesional titulado  de esto o aquello., pensarían que mi rendimiento no podría ser igual, y en algunas profesiones, puede que así sea. Pero yo quiero ceñirme exclusivamente al término “amateur”, que proviene del verbo latino “amar” y como habréis adivinado, se refiere a una persona que ama lo que hace. Disfrutar con lo que se hace, ahí está la clave.
Estas personas de la historia, no dejaron que sus pensamientos fueran dirigidos por sus vecinos, por los informativos, por las escuelas, no ansiaban sobresalir ni obtener un diploma, sino desarrollar un gran sentido por la propia experiencia, de ahí, provenía su seguridad y su felicidad. Descubrieron sus habilidades y se entregaron a ellas.
No es importante si tenemos un título colgado de la pared, como tampoco es importante si sabemos laborar bien la tierra. Lo importante, lo que nos hace libres, es la entrega y el amor a aquello que estamos realizando, sólo así crecerá nuestra experiencia, solo así seremos capaces de discernir lo real de lo impuesto, sólo así seremos capaces de cuestionar  y de aceptar nuestro papel en el universo.


-El joven que ha bebido por primera vez de esta fuente  es tan feliz como si hubiese encontrado un tesoro de sapiencia; se extasía verdaderamente. Entenderá cualquier discurso, pondrá todas las ideas juntas para hacer una sola, entonces las separará y tirará los pedazos. Se hará preguntas primero a si mismo y después también a los demás, a cualquiera que se acerque a él, joven o viejo, discutirá con sus padres y con quien esté dispuesto a escucharle…-


Esta es una cita en la que Platón describe el placer experimentado por los discípulos de Sócrates ante el desafío del aprendizaje y la experiencia, y que a pesar de los veinticuatro siglos de antigüedad nos describe lo que se siente cuando uno se entrega en lo que hace…Aficionado. Amateur. Profesional. La etiqueta, es lo de menos…

UN FUERTE ABRAZO     Y     FELIZ SEMANA

16 comentarios:

chus dijo...

Lola gracias por llegar a mi casa virtual, es muy cierto todo buscamos titulos y somos tan infelices que solo tenemos eso, y ¿donde esta el rest?. MUAKS

andré de ártabro dijo...

Filosófica entrada ,llena de sapiencia y filosofía; es una forma de saber vivir la vida , haciendote amateur de todo lo que practiques , convirtiendo en afición todo lo que tengas que hacer. Lo que me hace mas feliz es cuando riego un rosal y no hay nada en el mundo más importante que lo que riego, y cuando te pongo estás líneas no hay nada mas importante que tú y lo que te escribo.
Precioso post .
un beso

CORDOBESA dijo...

Que razón tienes Lola, cuantas personas supercultas con varias carrera, son infelices y no disfrutan de su trabajo.
No es necesario afanarse en obtener un nombre o un titulo si no nos va a proporcional satisfacción en todos los sentidos..
Lo principal es ser feliz con el trabajo que realizamos, sea dirigir una gran empresa, o sembrar patatas en el campo.
Yo estoy ya apartada del trabajo fuera de casa, pero mis años laborales los he desarrollado en un trabajo donde me encontraba a gusto y me sentía bien en el.
Ahora ejerciendo de abuela me siento completamente realizada y plenamente feliz.
Buena entrada para hacernos reflexionar un poquito. Besitos y hasta pronto.

Cris dijo...

Dicen que el secreto de la felicidad está en no hacer lo que uno quiere sino en querer lo que uno hace...
Muy buena reflexión Lola, saludos desde Argentina!

alim dijo...

La verdad es que si todos trabajáramos en aquello que nos apetece, todo iría mucho mejor. Seríamos más eficientes y en nuestras obras además pondríamos nuestro amor, porque es lo que realmente queremos hacer.
Interesante entrada y preciosa la nueva imagen de tu blog.
Un beso

Savia dijo...

Siempre hay que hacer lo que te gusta a parte que de que estes preparado para una cosa u otra.

Sony dijo...

hola amiga,muy interesante este articulo de profesion amateur y yo creo que el calro ejemplo esta en nosotros los blogeros,que lo hacemos de la misma manera,porque todos nos avocamos a realizar nuestros rinconitos con cariño,respeto,alegria y sentido comun que es lo que mas se aprecia,asi que si esto que hacemos nos entrega felicidad,bienvenidos a este nuevo oficio.

un fuerte abrazo amiga y te deseo una muy feliz semana!!!!!

Adriana Alba dijo...

Sin duda todos tenemos un Plan Divino, algo que vinimos a realizar.

Tu texto excelente, sin lugar a dudas nos hace reflexionar, sobre lo que nos toca a cada uno y lo que de ese Plan podemos compartir a los demás.

Un abrazo!!!

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Hola, estupendo pots. Hay que amar aquello que se hace. Yo tengo una gran afición, y es escribir poesiás, claro soy un amateur y no se valora lo mismo que a un profesional, pero nadi me quita seguir escribiendo aquello que llevo dentro del corazón. Tengo tres carreas y con todas soy feliz, hice aquello que me gustaba y todas me ayudan a ser más humana. Gozo con todo, desde fregar suelos, pelar partatas, ah!! una cosa no, es coser, eso me ha ganado la aguja la batalla, soy una negada jaja!!
Me gustaría te pasases por mi blog, he hecho un post para mi muy entrañable y me agradaría que lo vieses. Gracias.
Recibe mi ternura
Sor.Cecilia

۞Lucia ॐ♥ dijo...

La felicidad esta en estar agusto contigo mism@ y no tener que demostrarle nada a nadie.Es un estado interior de armonia contigo misma..De nada sirve tener un estatus alto si luego no eres feliz,estas agobiad@,lleno de deudas y problemas y todo para presumir y elevar el ego.Y al final se te va la vida descontent@ y para agradar al exterior.Hay que ser siempre un@ mism@.felis Semana Lola.interesante entrada.Besos

Lectores Inquietos Poemas 웃ღ웃 dijo...

Hola querida amiga una entrada magistral pues somos amateur de muchas cosas que practicamos hasta llegar a combertirnos en sabios...

Un sincero abrazo besos humildes...

Paula María dijo...

hola Lola!! Este año lo comienzo pensando así como lo describen tus palabras, proponiéndome amar lo que haga por elección y lo que deba hacer también porque indudablemente, lo que debemos hacer cuesta menos trabajo si lo aceptamos como parte natural e ineludible de la vida. No todo es placer no? : )
besosss

CORDOBESA dijo...

Lola vengo a decirte que en mi blog, tienes un regalito, si te apetece pasa a recogerlo, espero que lo guardes con el mismo cariño con el que te lo hago.
Un abrazo.

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Lola, pasando por algunos blogs he llegado a este lindo rincón, permiteme decirte que tienes un bello blog con detalles muy interesantes y con tu permiso iré descubriendo tus letras...

Un abrazo.

JALE

teresa dijo...

Lola, soy la hermana de Luisa. Es la primera vez que comento una entrada tuya y por cierto es buenisima. He tenido la suerte de trabajar durante cuarenta y dos años en un trabajo que me gustaba, me hacia feliz y disfrutaba haciéndolo. Las horas pasaban sin darme cuenta. Cuando pienso en las personas, que solo por orgullo o imposición, estudian y trabajan donde no se realizan y llevan con esfuerzo su trabajo cotidiano, me dan pena. Hubiera preferido ser menos importante y ganar menos dinero,pero ser feliz y levantarme con alegria, a ser un alto jefe con una gran titulacion pero infeliz y amargado. Gracias por estar entre mis seguidores.Entraré a visitar tu "casa", con tu permiso, claro está. Un fuerte abrazo y buenas noches.

filo dijo...

una sabia reflexión sobre algo que nos tiene a menudo preocupados, encontrar nuestra pieza que encaje en el puzzle de la vida, a veces elegimos arrastrados por otras personas y no escuchamos a nuestro propio corazón, que nos guía en el camino y es nuestro Amateur personal.
aprovecho,amiga Lola,para felicitarte por tu nueva interfaz en el blog,te ha quedado preciosa.

un gran abrazo