Seguidores

martes, 16 de noviembre de 2010

PAPALAGIS

TUIAVII DE TIAVEA (jefe Samoanao), poseía en alto grado el don de la observación  y decidió visitar Europa para después explicar a sus iguales cómo vivía el hombre blanco. Lo que hoy pretendo mostraros es un extracto de uno de los  discursos de Tuiavii dirigido a los polinesios explicando cómo nos ve a nosotros y a nuestra cultura un hombre que aún está estrechamente ligado a la naturaleza.
Tuiavii vivía en una pequeña isla llama Upolu, una de las islas samoanas, en el poblado de Tiavea, del cual era jefe. El habitante de la isla consideró a la cultura europea como un error, un camino a ninguna parte. El miraba el ir y venir de la vida con honestidad de niño y amor por la verdad. En esta aproximación infantil a la realidad es donde reside el verdadero valor de sus discursos.
Aquí os dejo un extracto de uno de sus discursos sobre los PAPALAGIS, que quiere decir “hombre blanco” Y si podéis conseguir el cuento titulado precisamente PAPALAGIS, no os lo perdáis porque es una verdadera delicia que nos hace pasar un buen rato con sus imágenes en forma de cómics. Os aseguro que no os dejará indiferentes el planteamiento sobre el valor intrínseco de las cosas.Un auténtico estudio antropológico.
                                       

-Los papalaguis piensan que pueden mostrarnos la luz, pero lo que realmente hacen es tratar de arrastrarnos a su charca de oscuridad.
Han matado la esencia divina de su existencia, reemplazándola por ídolos.
El dinero es su único amor, piensan en el hasta cuando duermen. Casi todos dan su salud por el dinero.
Sólo he descubierto una cosa por la que no se pide dinero; el aire para respirar.
Los papalagui inventan cada vez más cosas y es signo de pobreza que alguien necesite muchas cosas. Son pobres porque persiguen tener cosas como locos, y emplean gran cantidad de su tiempo en contar, re-arreglar y limpiar todas sus cosas. Tienen que estar sustituyéndolas continuamente y por esta razón a menudo, se les ve, cansados y tristes. Pero las cosas no hacen que sean más bellos, que sus ojos brillen más o sus mentes sean más agudas.
El papalagui, nunca tiene tiempo. Malhumorado soporta un trabajo que no siente ganas de realizar, y al que nadie más que el mismo le obliga. Y cuando descubre que tiene algo de tiempo, no sabe que hacer con el. No han entendido lo que es el tiempo, que es tranquilidad, paz, amor y descanso. Los papalagui, no han entendido el tiempo y lo han malgastado con sus bárbaras prácticas.
Los papalagui, no aman ya nada porque las máquinas pueden hacerles algo nuevo en cualquier momento. Corren agitadamente por la vida perdiendo cada vez más la habilidad de caminar, sin atrapar nunca su destino. El destino que viene a nosotros sin necesidad de ir a buscarlo.
Los papalagui, tienen una profesión, que significa hacer siempre las mismas cosas y viven amargados por la esclavitud de sus cuerpos, porque no hay nada tan duro como hacer la misma cosa una y otra vez.
Los  locales de seudo vida (cines) y los muchos papeles (prensa), los han convertido en un débil y perdido ser humano, que ama lo irreal, porque ya no puede distinguir entre la fantasía y la realidad y piensa que el reflejo de la luna es la misma luna, y que los papeles prietamente impresos son la vida misma.
Se les fuerza a digerir gran cantidad de pensamientos todos los días, incluso a los niños. Sobrecargan sus cabezas de tal modo que ni un punto se deja abierto y ya jamás puede entrar un rayo de sol. A esto se le llama educación. Llevan tantos pensamientos dentro de sus cabezas que cansas sus cuerpos y les hacen débiles y marchitos antes de tiempo.
Donde se congregan todas sus chozas que ellos llaman una ciudad, allí la tierra está tan desnuda como la palma de vuestra mano y ésta es una de las razones por las que a los Papalagi se les han ablandado los sesos y juegan a ser el Gran Espíritu en persona: para no pensar en todas las cosas que han perdido. Porque están despojados y porque su tierra se ha vuelto tan triste que coleccionan cosas como un loco colecciona hojas muertas y llena su cabaña con ellas hasta que todo espacio libre queda ocupado. Ésta es la razón de que nos envidie y espere hacernos tan pobres como él es.
Ellos nos trajeron la palabra de Dios, pero fallaron al entender sus mensajes. La luz no les ha penetrado a pesar de brillar por fuera. No están llenos de luz, sino de un deseo glotón por el tiempo y la insensatez de sus profesiones.


Bueno es bastante más extenso pero no quiero cansaros, sólo es un pequeño extracto. Pero el contenido en su pleno contexto es bastante interesante, teniendo en cuenta que esto iba dirigido a los nativos que nunca habían tendido contacto con el hombre blanco.

Espero que os haya gustado e interesado el tema.
¡Que tengáis buena semana!       ¡Un abrazote!!!!!!!!!!!!!!!!!

10 comentarios:

Sony dijo...

cuantas cosas amiga tenemos que aprender aun para poder seguir viviendo en este mundo del consumismo nato,cuanto debemos aprender a conducirnos en esta vida sin esa avaricia por querer acaparar todo a nuestro alrededor.

es precioso este texto que compartes hoy amiga,siempre contigo aprendo cosas nuevas,esas cosas que nos ayudan a ser un poquito mejor cada dia y dando lo mejor que tenemos.

te dejo un fuerte abrazo amiga y que tengas una maravillosa semana!!!!!!!!!!

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola precisa:
El lunes día 22 del corriente es mi santo y voy a dar un premio precioso ya propio de mi blog, regalo de una seguidora que me hace los premios para que los reparta.ven a buscarlo el lunes pero ya apuntate en mi blog de premios que está en la primera pluma de oro, ponte de seguidora, así tengo a todos los amigos reunidos y no me pierdo buscandolos entre todos los seguidores.
gracias
Recibe mi ternura
Sor.Cecilia

Susana Inés Nicolini dijo...

Lola, que tenés Arte con el corazón o quepa duda alguna. Llegas dónde debe llegar exactamente.
Me haencantado tu blog, me hago tu seguidora, y te invito a conocer los mios. Será un placer verte por alli.
Un abrazo desde Bs. Aires

Ana dijo...

Excelente ... cuantas cosas he aprendido ... gracias y buscare el libro y mas sobre Papaga........Un abrazo

Pepe dijo...

Tienes un blog muy interesante y luminoso, y este relato tiene su gracia y exotismo.

Sigue adelante, comparto tu entrada sobre la necesidad de crear del ser humano. Eres certera.

Te invito a ver el mío.

Un abrazo

Adriana Alba dijo...

Excelente post Lola no conocía nada sobre el tema.

Para reflexionar y aprender.

Lectores Inquietos Poemas 웃ღ웃 dijo...

Hola amiga un texto exquisito donde se delatan las esencias que deveriamos de considerar y no dejarnos llebar por el materialismo toda una leccion que nos hace parender de lo verdaderamente importante de la vida en el transcurrir del tiempo..

Un sincero abrazo besos humildes
que tengas un feliz dia...

۞Lucia ॐ♥ dijo...

Hola Lola.Gracias a ti!!.Me alegro que mi entrada te sirviera de ayuda.Las respuestas a nuestras preguntas,la podemos encontrar cuando menos la esperamos.,pero siempre llegan.Tienes un blog muy interezante!.Besos

filo dijo...

es como vernos desde otra perspectiva o de otra mirada distinta; quizá sea la unica manera de parar todo esto,porque estamos zambullidos y no vemos el final...

debería ser un texto educativo

genial post, Lola

andres lopez villar dijo...

Precioso y un enorme paralelismo con la carta que el cacique indio SEATLE escribió al gobernador de los EEUU, STIVENNSON, carta que mas tarde daria origen a la fudación de varias organizaciones ecológicas y que publicaré en mi próxima entrada como homenaje a ti y tan bello cuento.
Un beso