Seguidores

sábado, 23 de mayo de 2015

Un soplo de aire fresco




Un instante de apacible caricia y de repente todo cambia
Sentir que en aquel suspiro hay un pensamiento que te ilumina el alma
Saber que no hay distancias, ni tiempo
Voltear el corazón ante el susurro al oído
Sentir los ojos húmedos atrapando el instante
Y unos labios cerrados que sin decir nada consiguen que lo entiendas todo.
Un  gracias que viaja directamente al corazón
Un soplo de aire fresco y de repente

 Todo cambia

2 comentarios:

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Busquemos ese soplo de aire fresco en la calma del silencio

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

El silencio del Alma ed caricia del Espíritu.

Gracias.
Un Abrazo.