Seguidores

miércoles, 23 de octubre de 2013

Sin nombre



Me duele tu dolor, tus heridas
Y me duele la gente que no celebra la vida
Me gusta aquel que es capaz de desenredar su existencia
A pesar del desgarro, del miedo.
Que interpreta la vida más allá del pensamiento
Y vive dibujando en la luz recuerdos nuevos
Jugando con el sol, celebrando el instante
Y dejando que el rostro refleje su brillo
Sin nombre, sin edad…
Sin tiempo.






8 comentarios:

Sony dijo...

hola lola,tambien me duelen estas mismas cosas y me alegran aquellas que apuestan por la vida,que no renuncian a sus sueños y que sobre todo afrontan los retos de la vida.

me encanto amiga,te dejo besitos y te deseo una hermosa semana!!!!!

Universo dijo...

Hola Lola, la clave estar en ser auténticos y enamorarse de nosotros mismo, en querernos, valorarnos y tomar conciencia de nuestra fuerza interior, en definitiva, ser nosotros mismos, disfrutando plenamente y confiar.
Muchos besos.

MAJECARMU dijo...

Lola, vamos a buscar la luz y a desenredar el pesimismo...Vamos a llenarnos de esperanza y a desterrar el dolor...El dolor sólo es un reflejo del miedo y la desconfianza...
Te dejo mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu claridad y tu fé, amiga.
Feliz jueves y mi ánimo siempre.
M.Jesús

Carlos dijo...

Palabras con sentimiento...

Un abrazo.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola mi querida Lola, perfecto lo que has escrito con tanta claridad y belleza.
Yo también celebro LA VIDA, sigamos dando gracias por poder vivirla, sin miedos y con esperanza.
te dejo un beso de ternura.
Sor.Cecilia

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Te dejo un abrazo
Sor.Cecilia

Carlos dijo...

Sin nombre.

Te reclinas a mi paso para darme cobijo al andar
Y escucho entre el viento tu canto que me habla para sanar esa herida del destino
esa huella ancestral.

Andar sin miedos. 06-06-2013

Y emprendió un nuevo camino…
Sintió que mató tiempos imposibles de recuperar y aunque se decía que nunca era tarde, postergó tantas vivencias, que pesaba su caminar.
Dejo pasar la vida, esa que no volverá.
Soñó con dejar la queja, dejarse llevar a la acción
(...)
Reeducó su pensamiento, se alineó con su vida y empezó a dejar su huella, esa que dejan los pasos seguros,, al caminar.


27-12-2010.
“...fue dejando paso a los pensamientos en voz alta que forcejeaban por salir de mi cabeza convirtiéndose el blog en una especie de diario personal en el que la mayoría de las veces he dejado entrever mi ser más personal.”

Miedos, 13-06-2010.
(...)


Buscando una explicación a tanto silencio, justificado sin duda, aunque puede que no deseado, he llegado al principio de tu blog... Si algo he conseguido, es conocerte. Conocerte en ese espacio que tu has permitido que te conozcan quienes han/hemos compartido tus letras, tu tiempo, tu existencia.

Con el profundo respeto y aprecio con que tú misma te has dirigido a nosotros siempre, permíteme que me dirija hoy a ti. ¿Dónde estás Lola? ¿Dónde quieres estar?

Un abrazo amiga.

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola, Lola...a pesar de que no visito muchos blog por falta de tiempo, como tu blog está en mi lista y no me olvido...quiero desearte muchas felicidades y próspero año nuevo. Te dejo mi abrazo.