Seguidores

jueves, 6 de junio de 2013

Andar sin miedos


  
Y emprendió un nuevo camino…
Sintió que mató tiempos imposibles de recuperar y aunque se decía que nunca era tarde, postergó tantas vivencias, que pesaba su caminar.
Dejo pasar la vida, esa que no volverá.
Soñó con dejar la queja, dejarse llevar a la acción
Buscó nuevos senderos, decidió cambiar su diálogo interior e inhaló aires nuevos que olían a libertad.
Encontró tantos senderos esperándola llegar, que asustada se detuvo temiendo de nuevo errar.
Una fuerza dinámica, sutil e irresistible se apoderaba de sus pasos al andar impidiendo un nuevo avance, invocándole el pasado para no dejarla prosperar.
 En el océano de sus pensamientos naufragaban sus inquietudes y ahogada en el mar de las dudas temió ceder el paso a ese ingrato mal-estar.
Se aferró a manos amigas que la hicieran reaccionar, hacerle perder los miedos y acompañarla en su deambular. Allí se sentía segura y sin miedo a fracasar. Abrazada a otras historias que por vividas, la ayudaran a convertir sus sueños en una hermosa y nueva realidad…
Y fue soltando amarras, descargando pesos encontró su libertad.
Entendió que la vida es un viaje a través del océano infinito del tiempo y que ese tiempo, se podía medir en instantes.
Reeducó su pensamiento, se alineó con su vida y empezó a dejar su huella, esa que dejan los pasos seguros,, al caminar.













12 comentarios:

andré de ártabro dijo...

¡Qué bien lo has explicado , a veces , muchas veces, llevamos tanta carga que además de no ser felices, apenas nos deja caminar.
Hermosa y filosófica entrada con dosis de enseñanza.
Me ha gustado es poética y genial.
Besos.

Universo dijo...

Hola Lola, eso esta bien. El camino se hace más ligero, cuando aligeramos el peso. Y siempre encontraremos una luz al final del sendero. Me alegra tu vuelta.
Un abrazo.

Ernesto. dijo...

Siempre es un remanso de paz caminar por tus senderos.

Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Lola,gracias por tus palabras,amiga.
Me alegro verte de nuevo...A veces hay que reconsiderar nuestra perspectiva de la vida...Dejar ese tiempo físico y retomar los instantes con alma y sentido.Es bueno estar cerca de los demás,aprender juntos y comenzar de nuevo con pasos seguros,sentidos y llenos de significación.
Mi felicitación por esta reflexión, que nos llega a todos al alma.
Mi abrazo inmenso y mi cariño,Lola.
M.Jesús

ROBERTO ANGEL Merlo dijo...

Siempre hay una luz que nos guía a un nuevo sendero.
Me alegra tu poesía Lola.
Un abrazo

Sony dijo...

hola lola,que bueno amiga volver a leerte,sabias que te echo de menos? yo se si jajajajjaj.

en este transitar de la vida como bien dices todos dejaremos nuestra huella marcada en este mundo,lo importante es dejar lo mejor de esas huellas.

te dejo besitos lola querida y muy feliz fin de semana!!!!!

Delia dijo...

Bella y poética expresión de vida que llega al corazón y nos une en experiencias.
Un abrazo.

YoSueño dijo...

Un nuevo camino,
que as comenzado andar,
sin miedo,
a lo que venga,
y a nuevos retos,
te has de enfrentar,
pero aunque la vida es dura,
todo lo podrás superar, es muy
bonita tu poesia. Un ABRAZO

María Alfano dijo...

Cada día es un nuevo mundo por descubrir una esperanza que se abre.

María

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Así es como debemos vivir: instante a instante, libres de la carga del pasado y habiéndonos convertido en nuevas personas

arianna dijo...

Querida Lola

Tus palabras dejan huella, calan hondo, llevando a la reflexión
Momentos y sentimientos vividos que ayudan a comprendernos un poco más

Es un placer caminar a tu lado

Un fuerte abrazo

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola, Lola. Incita a reflexionar. Un abrazo.