Seguidores

miércoles, 6 de febrero de 2013

El amor no olvida




Repasaba los contornos de la ciudad aún durmiente y me refugié en los recónditos y apacibles estados silentes de mi alma, necesitaba distancia, buscar la brújula maestra que esperaba paciente en algún rincón para darme la fuerza que me hiciera entender el camino que a veces toma la mente cuando decide de manera aleatoria tocarte cual varita mágica. 

Perder gran parte de una vida peleada a fuerza de sacrificios, renuncias y dosis controladas de amor y preguntarse y entender porqué me resultaba altamente difícil.

Cuando todos los recuerdos se limitan a los posos que a fuerza de ser sufridos quedaron sumidos en lo más profundo de un subconsciente que a los demás nos resulta prácticamente ajeno por no vivido.

Cuando miras esos ojos en los que apenas queda un vago recuerdo de quien fue y sólo puedes sonreírle para que en ese gesto encuentre algún signo aún viviente de complicidad porque el presente, su presente, se limita al instante sin más pretensión y te aferras a el porque sabes que acto seguido te mirará de nuevo sin reconocer quien eres.

 Cuando solo te queda la caricia cálida de un último intento por hacerle sentir la energía sagrada de aquél cordón que nos mantuvo unidas y que permanecerá a través del tiempo más allá de esta vida, más allá de ese mágico momento en el que su mirada parece reconocer a quien tiene delante aunque sólo sea en el segundo incierto de un suspiro.

Y te aferras a un recuerdo y acaricias esa cara y esas manos y preguntas a esos ojos, “Dónde estás”… 
Y no hay respuestas, pero aciertas a descubrir un punto de brillo en la mirada y te conformas y le sonríes de nuevo porque sabes que el amor se reconoce más allá del tiempo, más allá del instante. Porque en el fondo de tu corazón sabes que hay cosas que no caducan…Porque sabes que en el fondo el amor, no olvida.




13 comentarios:

Sony dijo...

asi es mi qurrida amiga,el amor y el corazon no olvidan jamas a quienes se ha amado tanto en esta vida.
es triste tener que ver como este tipo de enfermedades se llevan los recuerdos y momentos vividos de nuestros seres queridos y que menos que relagalarles una sonrisa para que sepan que estamos alli,a su lado tendiendoles la mano esperando el milagro del que al menos nos llamen por nuestro nombre.

hermoso homenaje lola,me has echo emosionar amiga,de verdad.

besitos de colores amiga.

MAJECARMU dijo...

Lola,tu escrito me ha conmovido profundamente...He recordado a mi madre los últimos meses de su vida...Su demencia senil le impedía recordar y hablar con nosotros,pero cuando nos miraba tenía ese brillo,que en silencio decía tantas cosas.Ella nos abrazaba con la mirada,era su mirada de amor de madre generoso y eterno...
Gracias por tu profundidad,tu latido intenso y sentido,amiga.
Mi abrazo grande y mi ánimo siempre,Lola.
M.Jesús

Betty Mtz Compeán dijo...

Cuan dolorosas deben ser estas situaciones, pero asi es la vida, llena de tristes realidades como esta.
Es un texto que nos deja una gran reflexion.
Abrazos.

teresa dijo...

Lola, cuando llega esa hora que tu vida, la que has querido, la que has sacrificado, la que has recorrido, llega a su meta, tiene que ser doloroso porque ya no vas a añadir nada mas a ella pero a la vez tienes que sentir orgullo y alegria de haberla vivido.
Si esta vida la has vivido llena de amor y entrega, seguro que estarás rodeada de todo ese cariño que has ido tejiendo y gozarás eternamente con una amplia sonrisa de satisfacción. Yo así lo creo, amiga mia.
Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Universo dijo...

Hola Lola, gracias por tú visita. Un texto con mucho sentimiento, la vida es una escuela, y estamos en un continuo aprendizaje:) He modificado mi perfil porque no salía mi enlace, por eso estoy la última de tus seguidores.
Un fuerte abrazo.

Delia dijo...

Un texto conmovedor, quien ha vivido momentos similares se siente acompañado en su experiencia. Gracias Lola, un abrazo.

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Ay Lola, cuantas verdades en tu texto. Hay verdades que no caducan, viven en nosotros porque alguien con infinita ternura las sembró y dieron fruto.
Un saludo.

mariarosa

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Buenas noches Lola.
Nos has dejado una bella y dolorosa experiencia en prosa.
Ciertamente que el amor de entrega es el verdadero, aquel que da sin esperar que el otro se de cuenta y constato que cuanto más sepamos amar,
más felices nos sentiremos de haber conocido cual es nuestra realidad y nuestra meta.
La vida con amor, es gratificante y te da alas para volar hacia el mismo cielo.
Gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

Luján Fraix dijo...

QUE DOLOROSOS Y TRISTES MOMENTOS, YO LO VIVÍ CON UNA TIA Y SENTÍA, AL MIRARLA, QUE YA NO ERA ELLA AUNQUE SEGUIA SIENTO CARIÑOSA CONMIGO COMO SI YO FUERA PEQUEÑA PORQUE ME TRATÓ SIEMPRE ASÍ AUN CUANDO YO ERA GRANDE Y ELLA ESTABA BIEN. EN ESO NO HABÍA CAMBIADO.

LUJANCITA ME DECÍA.

UN BESITO

Adriana Alba dijo...

Tu texto me ha conmovido.
... Porque en el fondo de tu corazón sabes que hay cosas que no caducan…Porque sabes que en el fondo el amor, no olvida.

Te dejo un abrazo inmenso querida amiga.

Ana dijo...

Un bello blog. Felicidades :-)

Te invito al mío, por si te ayuda en tu crecimiento personal.

http://frasesdedios.blogspot.com.es/

Un abrazo de luz.

YoSueño dijo...

Hola Lola mucho sentimiento, y dolor, si es verdad que la vida sigue,y solo queda recuerdos.Un ABRAZO

andré de ártabro dijo...

Sabes llegar querida mía a los más humanos sentimientos del corazón cuando de forma tan bella haces aflorar tus sentimientos, sentimientos que trasmites y se integran en el alma mía . Y sabes y quieres dar vida a la esperanza con una simple mirada a un atisbo de sonrisa.
Más allá de los albores de su no decir nada, está la eterna y cálida esperanza.
Besos y mi cariño.
André