Seguidores

viernes, 30 de septiembre de 2011

CAMBIANDO LOS NIVELES DE ENERGIA




Está comprobado que el cuerpo se encuentra bien, la salud se encuentra mejor, cuando su energía es saludable.
Odios y amor, tienen efectos sobre nuestro organismo, cambios químicos suceden inmediatamente como respuesta a unos y otros.
Cada pensamiento, cada estado de ánimo, provoca una sutil modificación en nuestros niveles de energía.
Si estamos en continuo estado de lucha, desperdiciamos la energía, si por el contrario fluimos de manera flexible hacia estados de ánimo y pensamientos positivos, esta crece de manera indiscutible.
Está claro que  la mayoría de todos nosotros desearíamos que hubiese más amor en el mundo, mejores sentimientos, pero la realidad es que nos adaptamos a la cantidad de buenas intenciones que damos y recibimos porque si de repente alguien nos regalara más cantidad extra de este bálsamo, nos asustaríamos y nos pondríamos a la defensiva pensando en las intenciones de tanto derroche.
Tenemos miedo a arriesgar y nos quedamos reposando en nuestra habitual dosis de amor sin dar y sin esperar más. Nos hemos “adaptado”.
Y es que en esta vida que llevamos, el amor y el positivismo, se han enredado con  otras cosas y andan algo perdidos.
La buena noticia es que podemos desenredarlos, despertarlos. Sólo hay que estar dispuestos a hacer un pequeñísimo esfuerzo que por otra parte y siendo algo egoístas, nos reportará grandes beneficios. 
Hay que estar dispuestos a ahondar sin temor, quedándonos un rato a solas, en silencio, buscando las cualidades de amor que consideremos más importantes en la vida (generosidad, servicio, entrega, amabilidad…).
Seguro que las habremos experimentado alguna vez en nuestra vida más o menos intensamente. Así que lo único que tenemos que hacer es acceder a nuestra mente, a esos recuerdos, recrearnos en las sensaciones,  examinar cómo nos sentimos en aquella ocasión haciendo que cale en nosotros esa  experiencia de bien-estar.
De esta manera conectamos con un nivel profundo de conciencia y así, silenciosamente pero con convencimiento y seguridad iremos descubriendo aquello que ya estaba dentro de nosotros y así sutilmente empezaremos a sentirnos mejor, más saludables, más amables, más optimistas. 
Estaremos más dispuestos a dar y a recibir, nos volveremos más generosos y agradecidos con la vida. En definitiva, cambiaremos  nuestro estado de energía convirtiéndonos en personas más saludables.

15 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Es bien verdad que si las consultas se cobrasen por la salud y el bienestar que aportan , tendrías que pasarnos factura.
En cuanto tú amas ya hay mas amor en el mundo,
bueno yo cada vez que teleo me siento más optimista.
Un beso y mi cariño

Adriana Alba dijo...

Lola gracias por dejarnos tan bello y sabio texto.

El amor es una energìa unitiva y sanadora, como bien dices.

un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Phausca dijo...

comparto plenamente tus palabras, Lola.

cada pensamiento influye en nuestro día a día y así vamos creando nuestras propias realidades, todos deberíamos tomarnos un momento para reflexionar sobre esto y darle un giro a nuestro modo de actuar, expandir nuestras consciencias y así, por extensión mejorar la calidad de todo lo que nos rodea.

un fuerte abrazo, querida amiga!

José Ramón dijo...

Lola fabulosa esta entrada gracias por su visita.

Un cordial saludo desde…
Abstracción textos y Reflexión.

Luján Fraix dijo...

AY AMIGA HAS DADO EN LA TECLA COMO DECIMOS ACÁ.
YO ESTOY CON POCA ENERGÍA, ME SIENTO TRISTE, NO TENGO VOLUNTAD.
HASTA HE PENSADO EN DEJAR LOS BLOGS.

VEREMOS QUE PASARÁ MAÑANA.
BUENAS RECOMENDACIONES Y CONSEJOS.

BESITOS

iglesiasoviedo dijo...

Preciosa entrada.
Nuestra salud física es un reflejo exacto de nuestro estado interior.
El mejor bálsamo, la mejor vitamina es el amor, amor con mayúsculas, total, completo y desinteresado.
Un beso.

Luján Fraix dijo...

GRACIAS QUERIDA LOLA POR TUS PALABRAS ALENTADORAS, ME AYUDAN MUCHO, AMIGA.
ERES UNA GRAN PERSONA Y ESO LO VALORO MUCHO.

NO SÉ QUE VOY A HACER CON MIS SITIOS Y MI VIDA. ESTOY DESILUSIONADA.

BESITOS

Mª Carmen dijo...

Estupenda entrada para leer y releer y que se nos quede bien marcado en nuestra mente y practicarlo porque estamos muy negativos en general y es necesario sentirnos bien y positivos para superar tan malos momentos que vivimos.Besitos.

MAJECARMU dijo...

Lola,efectivamente creamos y recreamos nuestra vida.Profundizando en nuestro interior encontramos sentimientos inspiradores energéticos,hemos de retomarlos para seguir adelante.Somos tan limitados a veces,que olvidamos esa fuerza espiritual que nos impulsa,la misma que impulsa a la naturaleza.Hemos de conectar con nuestro espíritu,desear mejorar y el universo nos lo concederá,porque él tiene la esencia y el secreto divino.
Mi gratitud y mi abrazo siempre,amiga.
M.Jesús

filo dijo...

qué bien me hacen tus palabras y reflexiones,amiga Lola
también tu blog está repleto de esa serenidad y paz que todos anhelamos

un gran abrazo.

Paula María dijo...

Cada vez que te visito siento que me voy con buena onda y energías positivas. Gracias Lola!
un beso

Luján Fraix dijo...

HOLA LOLA
GRACIAS POR TUS BONITAS PALABRAS DE ALIENTO, ME RECONFORTAN EL ALMA. SENTIR QUE TODAVÍA HAY PERSONAS COMO TÚ, SINCERAS, HUMANAS Y SENSIBLES.

UN BESO ENORME
PD LAS MUJERES DE BLANCO SOMOS TODAS AQUELLAS QUE LUCHAMOS DIA A DIA POR NUESTROS IDEALES.

teresa dijo...

Lola una entrada que deberia estar presente desde que nos levantamos.
El optimismo, aceptar, amar, compartir, etc. son la base del bienestar tanto del cuerpo como de la mente.
Ojalá lo llevásemos a cabo.
Un fuerte abrazo mi querida amiga.

gaviota dijo...

positivo es el que camina en el camino de la luz de su alma besitos de gaviota en vuelo tengo un blog esoterico visitame

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Lola son las 2:30 de la madrugada y aún estoy contestando vuestros comentarios, ya no veo el teclado. Te dejo un gran beso de ternura y gracias por estar a mi lado
Sor. Cecilia