Seguidores

miércoles, 30 de marzo de 2011

MINERALOGÍA (la magia de las piedras y los cristales)




No son simplemente materias primas, ni objeto de estudio científico  o joyas preciosas. Los minerales, tienen una historia milenaria de tradiciones y leyendas, estando ligadas  además a la magia, la astrología,  la alquimia, la religión o la medicina.
Desde tiempos muy remotos a las piedras o cristales se le han atribuido propiedades mágicas o curativas. Pueblos de muy distintas culturas las han utilizado como símbolo de poder  porque  emiten vibraciones curativas, actuando tanto a nivel físico, como emocional.
La transparencia, la forma y el color de las piedras y los minerales indujeron a sacerdotes y filósofos a atribuirles virtudes mágicas. Las piedras trabajadas han sido, a través de la historia talismanes o amuletos cargados de simbolismo.
La curiosidad y la inquietud ante esta manifestación de la naturaleza hicieron que el hombre prehistórico fuese el primero en apreciar el valor de una piedra de sílex para convertirla en arma. El fue el primero en utilizar el carbono puro al observar el poder del colorante del negro humo.
El filósofo  theofrasco, en el 300 a de C. escribió lo que se puede considerar  como el primer tratado específico de Mineralogía con su obra “Las piedras” haciendo una clasificación metodológica de los minerales conocidos. 


Alfonso X, el Sabio, Rey de Castilla y León, que tanto se  preocupó por fomentar las ciencias y las artes, publicó su famoso “Lapidario”, catálogo en el que se describen un centenar de piedras preciosas, semipreciosas y minerales diversos acompañando a cada nombre la relación de sus virtudes benéficas o maléficas.
Los alquimistas  poseían catálogos semejantes. Escribían sus libros en cábala, con ilustraciones alegóricas que disfrazaban sus experimentos. Y de estas experiencias, aunque no saliera la piedra filosofal, surgieron sin duda hallazgos, se descubrieron con certeza algunas propiedades y sobre todo se engendró la ciencia.
Los minerales se agrupan en una escala dividida en  diez grados de dureza distintos: talco, yeso, calcita, fluorita, apatito, feldespato, cuarzo, topacio, corindón y diamante de forma que cada uno raye a los que tienen una dureza inferior.
Hoy en día las piedras o cristales, no han dejado de atraer, aportando luz, armonía, belleza y sabiduría tanto si están pulidas, talladas o en bruto tal cual nos las regala la naturaleza.
Generalmente los cristales opacos (malaquita, lapislázuli, hematíe,...) son receptores de energía, y los transparentes (cuarzo, aguamarina, amatista y diamante) son emisores y regeneradores. Según sea su estado, forma o color desempeñan distintas funciones…
… Pero esto, os lo contaré en la próxima entrada. Hasta entonces os mando todo mi cariño y fuerte abrazo.

12 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Querida Lola tu entrada (por cierto bien documentada) me hizo recordar momentos entrañables de mi vida estudiantil ¡Dios ..eso de talco o laminar , yeso o sal común , calcita...
ya solo te faltaba que me recordases los sisemas se cristalización..
Espero ávido tus próximas entradas COn prisma y piamide exagonal de cuarzo en mis manos..
Un beso y todo mi cariño

iglesiasoviedo dijo...

Magnifico reportaje sobre los materiales, mucha gente desconoce muchas de sus propiedades y características que tu hay enumerado y explicado perfectamente.
Muy interesante e ilustrativo.
Un beso.

Sony dijo...

hola loli,sabes,yo tengo mis amigos en bariloche,en el sur de argentina que trabajan con piedras,su blog se llama alquimia y cristales,si un dia te interesa te paso su blog,siempre aprendo cosas muy interesantes con ellos y la verdad es que esta tecnica es increible amiga.
yo no se mucho sobre las piedras,solo se que siempre me han atraido mucho y las encuentro preciosas.

gracias por compartir esta entrada amiga,te mando un fuerte abrazo y sigas pasando un buen dia amiga!!!!

filo dijo...

a mí tb, hubo un tiempo que me documenté y me interesé mucho sobre el tema, es apasionante descubrir qué tipo de energía transmiten junto a sus propiedades,
y como dice Sony, no sé por qué atraen tanto...

un abrazo

El Drac dijo...

Yo tengo un cuarzo en forma de pirámide pavonado Ojalá que sea bueno!!!

OZNA-OZNA dijo...

bellisimo y bien relatado este reportaje que nos regalas, esta asturiana te da infinitas gracias por hacernos participes de el y te manda un besin muy muy grande.

Adriana Alba dijo...

Preciosa e instructiva entrada.

Me encantan los cristales y es cierto tienen muchos propiedades, cada piedra tiene diferentes cualidades, incluso en astrología atribuyen una piedra para cada signo zodiacal.

En casa tengo varias, el cuarzo y la amatista son mis preferidas.

Te dejo un abrazo y me encantó este tema Lola.

Ana dijo...

Gracias por tu cariño .. y saludos en un dia tan especial ... Hermosos este post ...

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Muy instructiva tu entrada, te felicito
Un beso
Sor.Cecilia

teresa dijo...

¡Caray! Lola que clase de arquimia nos has dejado hoy en tu entrada. Me gusta este tema. Cuando he tocado un mineral he sentido sensación, de verdad, te lo digo. Algo tiene que tener.Sigue informandonos. Besos amiga.

irene rios perez dijo...

Es muy interesante.De todas las formas, tiene su por qué.La tierra en sí está viva incluso lo que aparentemente es inerte , como las piedras.Tienen sus átomos y su propia energía.
Y en nosotros existe parte también de esa piedra-mineral, en lo que se refiere a nuestra composición mas física o cuántica.
Por eso se dice que el hombre tiene un origen estelar.
A mí me regalaron un cuarzo rosa y lo tengo bien guardado.

Un beso fuerte.

Tía Lelé dijo...

He pasado a saludarte deseándote un buen fin de semana.Te dejo un beso y mi cariño.

Me llevo tu rosa y en mi blog encontrarás mi corazón para que traigas al tuyo.-