Seguidores

martes, 2 de abril de 2013

UN INSTANTE DE PAZ






Y descubrí que la noche no estaba
Cuando el espacio vacío entre ella y yo
Dejo ver otra realidad sin entidad propia.
Y  todo permanecía igual
Al  instante anterior, cuando era luz.
Y en nada era afectado.
Mi apariencia dejaba sentir la vida
De un cuerpo físico
Y se hizo la comunión con
El mundo pequeño y lejano de una estrella

Reencuentro la identidad personal
Un instante de paz.
Una nueva naturaleza
Permanente y verdadera
No algo temporal de etapas pasadas

Y flotando libre
Descubro que todo está donde debe.
Alejada de aquello que influye en mi vida
Busco la ausencia momentánea de perturbaciones
Donde nace un profundo respeto y compasión
Por mi auténtica naturaleza
Mi ser

Y vuelvo sutilmente a mi hogar.
Como una estrella viva
Me separo de mi lógica
Y me vuelvo de poder
De cálida luz
Conectada con la eternidad
Con mi santuario