Seguidores

miércoles, 1 de febrero de 2012

¿RECUERDAS ESOS INSTANTES?





Estoy segura de que alguna vez habéis sido conscientes de estar sin pensamiento alguno.
Es muy posible que estuvieseis mirando ensimismados algún bello paisaje, o porqué no realizando alguna actividad como limpiar, esperar en la cola del autobús etc., etc. Os encontrabais tan  presentes, tan conscientes que ni os percatasteis del ruido externo e incluso desapareció el  parloteo de vuestra mente aunque solo fuese por unos instantes.
Seguro que sí habéis podido disfrutar la experiencia, pero como casi todo en esta ajetreada vida, se os pasó inadvertido.
Lo verdaderamente cierto e importante es que ocurrió algo grande en esos instantes de quietud aunque no os hayáis parado a pensarlo…
Asististeis al principio de un cambio que va del pensamiento hacia la presencia consciente. Fuisteis más allá de la mente, sin interpretaciones, de manera espontánea.
Normalmente estamos encerrados en nuestra jaula de conceptos, todo tiene que tener nombre, explicación. Todo lo procesamos y lo pasamos por nuestros filtros personales, y no nos damos cuenta que el pensamiento es útil pero nos limita, nos aprisiona haciéndonos olvidar que este, es sólo un pequeño aspecto de lo que en realidad somos.
Los pensamientos son egoístas, necesitan tenernos controlados todo el tiempo. Por eso hemos de aprender a controlarlos, a no hacerles excesivo caso.
Cuando descubrimos esa otra dimensión de no pensamientos, nos liberamos en cierta medida, no nos maltratamos ni maltratamos a los demás. 

Y una paz interna entra en nuestra vida a través de la presencia. 
Encontramos la esencia misma de nuestro ser, nuestra propia y divina naturaleza.


16 comentarios:

Sony dijo...

y al fin he podido entra a visitarte amiga!!!!!!!!mira tu correo que te escribi contandote lo que me pasaba con blogger.
en fin,volviendo a nuestro tema de hoy,es muy cierto esto que dices loli,muchas veces es como que nos quedamos tildados,pensando en la nada y hay que ver que momento de relajacion que se siente,es como si nos escapacemos por un instante de todos los protocolos almacenados por llamarlo de algun modo.

interesante entrada amiga,gracias por compartirla,besitos y muy feliz semana!!!!

Ernesto. dijo...

Y una paz interna entra en nuestra vida a través de la presencia.

Abrazos amiga mía... y buenas noches.

Adriana Alba dijo...

Interesante reflexión.

En ocasiones atisbamos esas chispas, el espacio entre pesansamientos del que hablan muchos maestros o médicos, que hacen incapié en la meditación..

Como Jiddu, Tolle, Chopra.

Es saludable y necesario, sobre todo por como se está viviendo, el ritmo agitado que llevamos.

Gracias Lola, te dejo un abrazo.

Kasioles dijo...

A mí, particularmente, me parece un poco difícil lograrlo.
He tenido momentos en los que me evado, sin darte cuenta, pero yo creo que, en ese ensimismamiento,la mente no queda libre, la ocupa otro concepto.
Lo pensaré con más detenimiento.
Abrazos.
Kasioles

MAJECARMU dijo...

Lola,en esos momentos se para el tiempo...Sentimos la respiración,la calma,la intensidad de la vida,que nos sostiene e impulsa...
Es como si el corazón latiera a cámara lenta...y a cámara lenta sintiera haciendo del instante una eternidad...
Mi felicitación por este post,que nos recuerda nuestra esencia infinita y divina,amiga.
Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre,Lola.
M.Jesús

iglesiasoviedo dijo...

Nuestro cerebro nunca para, no deja de trabajar continuamente pero es cierto que en algunos momentos parece que se toma un descanso, estamos en blanco decimos, tiene derecho a descansar.
Un abrazo.

Delia dijo...

Sí recuerdo esos instantes, ahí están siempre a mano, siempre presentes, plenos de calma...fuente de amor que mana sin cesar.
Gracias por tu reflexión.

Velvetina dijo...

Cuando la voz que suena en mi interior deja de sonar se llenan todos los vacíos… Tal vez, por eso, me gusta refugiarme en el silencio.

Me alegra que la mano de Ernesto me haya acercado hasta ti.

Recibe un abrazo

Velvetina

Poseidón dijo...

hOLA Lola,

"Encontramos la esencia misma de nuestro ser,..."

de eso se trata, es preciso saber vivir con su ego y conocerse para llevarlo lo mejor posible..

Un abrazo

Paula María dijo...

Para mi suele ser un tiempo ínfimo pero me parece muy bueno para frenar una mente que no descansa nunca! Es dificil, es por lo general de noche antes de dormirme y me relaja muchísimo.
besos Lola!

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDA LOLA
OJALÁ PUDIERA LIBERARME DE LOS PENSAMIENTOS PERO ESTOS ME ATORMENTAN DEMASIADO, A VECES OLVIDO COSAS POR IR PENSANDO, NO SALUDO POR LA CALLE, PASO SEMÁFOROS EN ROJO... UFFF ESTOY MEDIO DISPERSA, ES QUE TENGO DEMASIADAS PREOCUPACIONES.

BESITOS AMIGA.
INTERESANTE REFLEXION.

Mª Carmen dijo...

Me gusta tu entrada, a veces lo he pensado, que podría ocurrir con más frecuencia y el momento más alargado porque es cierto que la mente se relaja y todo el cuerpo.Una delicia de momento jejeje.Besitos amiga y feliz domingo.

Irene dijo...

Una buenisima reflexion.Esos momentos casi no existen en mi vida pero cuando los he llegado a sentir creo que ya tengo la capacidad de darme cuenta de ellos , antes no.
Esto, ya es algo importante, el darse cuenta de haber estado presente alguna vez.
Un fuerte abrazo

arianna dijo...

Ocurrió algo grande......que paz se siente en esa nada

son tantos momentos que se nos escapan, la mente nos atrapa, y nos dejamos atrapar

momento presente, consciente

esos instantes son imborrables y eternos en el momento presente

Gracias alma bella, por todo lo que recibo de tus palabras

izara dijo...

Que pocas veces me ha ocurrido.
Mi diseño tiene ahí una conexión de aire y está casi siempre en ebullicion.
Pero me gustaría controlarlos más y aumentar su paz.

Saludos.

Ernesto. dijo...

Hola Lola... en realidad no hay partida, mucho menos pérdida o ausencia.

Comprensibles los sentimientos que sientes y expresas, las dudas y temores. ¡Cómo no! Y sin embargo más allá de ellos y los pensamientos que los acompañan podrían no reflejar nada más que eso, pensamientos y sentimientos. Hoy estos y mañana aquellos... ¿No ha sido así a lo largo de la vida?

En estos momentos voy a tu blog y llego hasta aquí... Creo que el texto es adecuado para dejarte mi comentario, que me hubiese gustado hacerlo en privado, pero perdí la mayoría de las direcciones al fallar mi anterior ordenador, y descubro que ya entonces te dejé uno.

Utilizo este espacio para dejarte estas palabras, mías, amiga mía... Cuya esencia has hecho tuyas en muchas ocasiones.

“...en el fondo de mi corazón sé que los miedos nos juegan estas malas pasadas y no nos dejan ver más allá.”

“...quizá el silencio la despierte un día para aclarar lo que el corazón ya conoce.”

“Cuando descubrimos esa otra dimensión de no pensamientos, nos liberamos en cierta medida, no nos maltratamos ni maltratamos a los demás.
Y una paz interna entra en nuestra vida a través de la presencia.
Encontramos la esencia misma de nuestro ser, nuestra propia y divina naturaleza.”

Y tantas y tantas palabras de la que sabe, y que sabe expresarlas y compartirlas con los demás.

Querida Lola, me gustaría contar de nuevo con tu dirección, si te parece bien, la mía está en el perfil de mi blog.

Un abrazo en estos momentos tan especiales, y a la vez tan naturales.

Ernesto.