Seguidores

jueves, 27 de enero de 2011

ALQUIMIA

¿Cuáles son los auténticos alquimistas de hoy?  ¿A sido la alquimia superada por los avances cientícos y el conocimiento de la naturaleza? ¿Qué sabemos realmente de ellos? y si siguen ocultos los alquimistas hoy en dia, ¿qué buscan?...

La verdadera intención de los alquimistas era su transformación y su cambio a un estado superior de conciencia hasta alcanzar un alto nivel espiritual. Algunos lo llamaron el gran secreto de la piedra filosofal. Hoy en dia ya no nos dejamos engañar con esta promesa de convertir los metales en oro , la medicina ha hundido el mito de la eterna juventud a cambio de soluciones mas racionales. Y aunque sigan existiendo charlatanes acaban muriendo por si mismos tras el derrumbe de sus ideas.
Pero ¿ y si encontráramos una conexión entre lo que realmente busca el alquimista de hoy con el de ayer?. Me refiero, a la conexión entre convertir el metal en oro, con el crecimiento espiritual del ser humano.La posibilidad de la existencia de ALGO MÁS dentro de la Alquimia, algo superior a la fabricación del oro, algo más importante que la obtención conjunta de la Piedra filosofal, del Elixir de larga vida.
El ser humano alquímico puede compararse a un metal, susceptible a ser transformado en oro por efecto de la Piedra filosofal. El cuerpo humano es un metal vil; la espiritualidad, la religión, la gracia, el cosmos, lo que quiera llamarse, es el equivalente a la Piedra filosofal; el mismo hombre, tocado por esa espiritualidad, regenerado, convertido en el hombre superior, el "hombre despierto", es el oro.
¿no creeis que pueda existir esta dualidad?... La busqueda mediante un trabajo científico y la búsqueda interior del ser humano.


¡¡¡gracias por vuestra visita!!!                                   ¡¡¡un abrazo!!!

miércoles, 19 de enero de 2011

STOP

Antiguamente, el conocimiento iluminaba a muy pocas mentes, en general las gentes se limitaban a sobrevivir a la sombra de la ignorancia.
Muy al contrario, hoy la vida te mueve a un incesante parloteo y a una gula de información, que no siempre es provechosa ni cierta por muy repetitiva que se torne.
Si observamos a la raza humana en toda su extensión, nos daremos cuenta de algo a lo que ya hacía referencia Sócrates;”creen los artesanos que porque saben hacer bien su trabajo, son sabios en todo”, está hoy en día en plena vigencia.
En esta sociedad en la que nos ha tocado vivir, se habla mucho y se piensa poco, nuestra fluidez de palabra hace que no paremos de parlotear ni un momento, da igual si la información con la que trabajamos es importante o no, el caso es no parar de hablar porque así parecemos más “inteligentes”, más “sabios”…Hoy en día hay infinidad de habladores que nos aturden con su verborrea incesante e incluso gritona intentando convencernos para que opinemos y creamos como ellos dictan, no les interesa que busquemos respuestas.
STOP
Vaciemos la mente, empecemos de nuevo. Busquemos nuestras propias respuestas, no caigamos en las manos de los mercaderes actuales que lo único que pretenden es entretenernos impidiéndonos tener nuestra propia experiencia. Pensemos, no hagamos como nuestros ancestros que sobrevivieron a la sombra de la ignorancia, busquemos respuestas aun a riesgo de que estas no nos gusten. Hagamos que nuestra sabiduría innata despierte y se fortalezca. Vivamos desde el silencio, las innumerables perspectivas que la vida nos ofrece. Demos permiso a una creencia para morir porque sólo así seremos capaces de aceptar otra nueva visión. A veces hay que volverse un poco loco y perder la cabeza para poder poner en orden todos nuestros sentidos…

Espero que sepáis perdonar mis pequeños momentos de locura, pero ahora, necesito cerrar los ojos y observarme, así, en silencio.



viernes, 14 de enero de 2011

La soledad de la primera entrada



  Empieza por una caricia suave; su mano derecha pegada al corazón mientras su mano izquierda comienza la danza nostálgica de la chacona de Bach. En la sala el silencio sepulcral, respetuoso, nos hace emerger a las raíces más profundas del sentimiento. El pianista como poseido por el espíritu de las notas que crea, se deja llevar por un sentimiento de dolor contenido,las respiraciones aumentan con la misma intensidad que el sonido que con enorme maestria, inunda cada rincón de la sala, cada poro de nuestro cuerpo haciéndonos partícipes de la dramática historia que estamos presenciando.Se percibe el dolor,el sentir íntimo y duro de aquél que creó en forma de despedida la mas bella y triste historia de amor. La música escuchada por sí misma,ya es hermosa, pero si además conocemos la historia por la que fué creada, cobra toda ella un sentido mucho más especial y conmovedor que nos traslada en el tiempo y en el espacio. Esta obra de exsaltación extrema,nos maravilla y nos llena de misterio en esta pieza fúnebre que bach creó para su esposa a la que amaba profundamente y que murió de una grave enfermedad mientras él, se encontraba de viaje.A su vuelta y trás el dolor de no poder despedirse de ella creó esta maravillosa pieza plagada de sentimientos.
Siempre se ha dicho que la vida nos pone a prueba constantemente y que debemos sacar algo bueno de todo ello, y en este caso queda patente el regalo de esta obra creada del dolor e interpretada por alguien que la hace sentir como suya, convirtiéndonos a los espectadores en partícipes igualitarios de este drama magistralmente interpretado con una sola mano, donde todos; compositor, interprete y espectador,forman un tándem perfecto de sentimientos universales. Está claro que la música es el puente de unión perfecto donde no existen categorias sociales, donde todas las generaciones se encuentran, dónde presente, pasado y futuro, comulgan juntos. La música aviva el espíritu y calma la mente, es capáz por ella misma de hacernos entrar en una espiral de sentimientos profundos, escondidos a veces, y otras muchas a flor de piel, en la música es donde en definitiva, encontramos el perfecto reposo para el alma tan necesario en el devenir diario.


Hola amigos, como ya sabeis hace muy poquito que cumplí mi primer añito en el blog y repasando todas las entradas, decidí volver a poner la primera que escribí. La vi ahí tan solita, que pensé; voy a darle un poquito de protagonismo ja jaaja. Ahora sois muchos los que me acompañais y quiero compartirla de nuevo.Estas letras las escribí tras  un concierto al que asistí en la Navidad del año pasado.

Un abrazo grande a todos  y feliz fin de semana!!!!


domingo, 9 de enero de 2011

De profesión: amateur



Hace unos días mientras vagueaba tumbada en el sofá de casa haciendo zapping con el mando de la televisión, llamó mi atención un programa del que ignoro la cadena y el nombre del mismo, (muy a mi pesar), porque me pareció de lo más interesante, pero llegué algo tarde.
Veréis, el argumento del mismo parece ser que era cómo se puede ser feliz realizando una tarea que seguramente para la mayoría de los mortales, sería un suplicio.  Uno de los protagonistas en cuestión era una chica que había decidido abandonar  sus estudios y dedicarse a las labores del campo porque según ella le satisfacían y le enseñaban más que los libros de la facultad. Y francamente se la veía muy feliz. Comenzaba el día antes del amanecer, daba de comer a los animales, arreglaba el jardín, hacia  pan etc. etc. Lo que para muchos supondría un esfuerzo enorme de energía, para ella parecía ser un disfrute logrando un nivel de compromiso consigo misma muy difícil de ver en auténticos “profesionales”.  Personas anónimas, felices con sus vidas, no eran famosos, ni millonarios, la mayoría de ellos no tenían carrera universitaria, pero disfrutaban del trabajo y del descanso con la misma ilusión e intensidad.
Me parecieron personas valientes que no hipotecaron sus vidas a cambio de una etiqueta profesional y es que creo que hemos equivocado muchos términos intentando ponerle nombre a todo para poder escalar peldaños que erróneamente creemos que nos harán más libres.
Si yo  dijera que soy un amateur, seguro que no me tomarían tan en serio como si digo que soy profesional titulado  de esto o aquello., pensarían que mi rendimiento no podría ser igual, y en algunas profesiones, puede que así sea. Pero yo quiero ceñirme exclusivamente al término “amateur”, que proviene del verbo latino “amar” y como habréis adivinado, se refiere a una persona que ama lo que hace. Disfrutar con lo que se hace, ahí está la clave.
Estas personas de la historia, no dejaron que sus pensamientos fueran dirigidos por sus vecinos, por los informativos, por las escuelas, no ansiaban sobresalir ni obtener un diploma, sino desarrollar un gran sentido por la propia experiencia, de ahí, provenía su seguridad y su felicidad. Descubrieron sus habilidades y se entregaron a ellas.
No es importante si tenemos un título colgado de la pared, como tampoco es importante si sabemos laborar bien la tierra. Lo importante, lo que nos hace libres, es la entrega y el amor a aquello que estamos realizando, sólo así crecerá nuestra experiencia, solo así seremos capaces de discernir lo real de lo impuesto, sólo así seremos capaces de cuestionar  y de aceptar nuestro papel en el universo.


-El joven que ha bebido por primera vez de esta fuente  es tan feliz como si hubiese encontrado un tesoro de sapiencia; se extasía verdaderamente. Entenderá cualquier discurso, pondrá todas las ideas juntas para hacer una sola, entonces las separará y tirará los pedazos. Se hará preguntas primero a si mismo y después también a los demás, a cualquiera que se acerque a él, joven o viejo, discutirá con sus padres y con quien esté dispuesto a escucharle…-


Esta es una cita en la que Platón describe el placer experimentado por los discípulos de Sócrates ante el desafío del aprendizaje y la experiencia, y que a pesar de los veinticuatro siglos de antigüedad nos describe lo que se siente cuando uno se entrega en lo que hace…Aficionado. Amateur. Profesional. La etiqueta, es lo de menos…

UN FUERTE ABRAZO     Y     FELIZ SEMANA

sábado, 8 de enero de 2011

CUMPLEAÑOS

cumplo un añito
¡Gracias!!! Gracias por seguir ahí después de un año.
Si, un año hace ya que empecé de forma tímida y torpe en este mundo de los blog y el balance, como no podía ser de otro modo, ha sido muy positivo. Y todo gracias a vosotros que con vuestros comentarios me hacéis sentir una más de esta gran familia.
Nunca creí que sería posible sentir afectos por personas a las que no has visto en la vida y de las que en la mayoría de las ocasiones, apenas les pones cara. Pero he aquí que de nuevo, (gracias a Dios), me vuelvo a equivocar, porque inexplicablemente, por muchos de vosotros, siento verdadero afecto aún sin conoceros.
Por lo que expresáis en vuestros espacios, por vuestros comentarios, no se, puede resultar difícil de entender, pero un sentimiento muy sutil de afecto me mueve a querer seguir compartiendo con todos los que estáis, con los que comentáis y  con los que no lo hacéis pero que se que también me acompañáis e incluso por los que espero que se unan a esta gran familia.
Deciros que me siento muy orgullosa de contar con vosotros  y de que me permitáis seguir compartiendo todos los momentos que me regaláis desde  vuestros blog.
Desde aquí os ofrezco mi amistad y estas flores que espero que recojáis con el  mismo cariño que yo os las entrego.

¡¡¡UN FUERTE ABRAZO!!!
Pd: me teneis que perdonar pero estos días ando  de locura con el ordenador, no se si es un virus o qué, pero anda bastante transtornado por eso tardo en visitaros y en hacer mis entradas. Pero que sepais que sigo ahí.