Seguidores

lunes, 28 de junio de 2010

NECESITAMOS VOLAR; NECESITAMOS UNA NUEVA HUMANIDAD

Estoy un poco cansada de las manifestaciones machistas y feministas que pretenden imponernos y marcarnos una forma de pensar basada en las desigualdades. Yo quiero otro tipo manifestación donde imperen el respeto y la autenticidad como “SERES HUMANOS”, independientemente del sexo.

                            HUMANIDAD
-    Por cada mujer fuerte cansada de aparentar debilidad, hay un hombre débil cansado de parecer fuerte.
-    Por cada mujer cansada de tener que actuar como una tonta, hay un hombre agobiado por tener que aparentar saberlo todo.
-    Por cada mujer cansada de ser calificada como “hembra emocional”, hay un hombre a quien se le ha negado el derecho a llorar y ser “delicado”.
-    Por cada mujer catalogada como poco femenina cuando compite, hay un hombre obligado a competir para que no se dude de su masculinidad.
-    Por cada mujer cansada de ser objeto sexual, hay un hombre preocupado por su potencia sexual.
-    Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo o a un salario satisfactorio, hay un hombre que debe asumir la responsabilidad económica de otro ser humano.
-    Por cada mujer que desconoce los mecanismos del automóvil, hay un hombre que no ha aprendido los secretos del arte de cocinar.
-    Por cada mujer que da un paso hacia su propia liberación, hay un hombre que redescubre el camino hacia su libertad.
La humanidad posee dos alas: una es la mujer, la otra el hombre.
Hasta que las dos alas no estén igualmente desarrolladas, LA HUMANIDAD NO PODRA VOLAR.
                                                          B.BOUTROS GHALI


¡¡¡FELIZ SEMANA!!!

jueves, 24 de junio de 2010



Hoy me gustaría  comentar con vosotros lo que significa para cada uno el “tiempo”.
Veréis llevo un par de semanas bastante liada y queriendo hacerlo todo de forma rápida para que me diese  tiempo a cuantas mas cosas mejor. He tenido momentos de autentica angustia ante la imposibilidad de llegar a alcanzar las metas que me tenia propuestas y me he dado cuenta de la ansiedad que he generado, primero a mi misma y luego a los de mi alrededor que han pagado mi nerviosismo. Cuando estaba haciendo una cosa, me entregaba totalmente a ella y perdía en cierto modo la noción de ese preciado tiempo, pero concluida esta, empezaba a pensar en lo que todavía me quedaba por hacer y de nuevo el nerviosismo por acudir a cuantas mas cosas mejor y el remordimiento por aquellas que relegaba a un segundo plano.
Soy una persona a la que en general le preocupa muy poco el mañana, me suelo dejar llevar bastante por lo que la vida me va poniendo delante a cada momento y procuro disfrutarlo y vivirlo paso a paso…pero, a veces, no puedo evitar entrar en esta aborigen de prisas y carreras y aunque me digo continuamente “tranquila”…entro en esta espiral donde el “tiempo” parece querer jugar en mi contra…¿Por qué unas veces parece que no pasen las horas y otras sin embargo nos faltan horas en el día?...¿como podemos aprender a controlarlo?, pero principalmente ¿Por qué le damos tanta importancia?. Es en estos momentos cuando admiro a esas sociedades tan lejanas a nosotros donde no se sienten condicionados por horarios y donde el tiempo  lo utilizan como herramienta no como vehiculo. Y es que amigos tenemos que entender que no es el tiempo el que pasa..Sino nosotros.

Un abrazote para todos.



EL TIEMPO

domingo, 13 de junio de 2010

   MIEDOS

“NUESTROS TEMORES, SUELEN  CREAR ESO QUE TEMEMOS. LO QUE EVITAS, INVITAS”    (Sam Kem).


Los miedos, son un arma de doble filo, por un lado, nos advierten de un posible peligro y nos predispone de alguna manera para la acción. Pero también es una de las emociones que nos frenan a la hora de enfrentarnos al mundo.
Aprendimos el comportamiento del miedo cuando éramos pequeños y hoy seguimos empleándolo para protegernos en la mayoría de los casos de algo irreal.
Pero  ¿a qué tenemos miedo realmente?... a lo desconocido, a la muerte, a la soledad, al engaño, a la pobreza… y ¿qué excusas ponemos?...esto es muy difícil, no voy a poder, me van a decir que no, no tengo tiempo, luego más tarde lo hago etc., etc. ¿te suenan estas excusas?
Si  nos paramos a pensarlo fríamente, podemos apreciar que todo esto forma parte de nuestro lenguaje interno y que le damos una validez auténtica, cuando sólo son creencias erróneas que hemos aprendido a lo largo de los años.
Y ¿cómo podemos superar algunos de estos miedos?...Una de las cosas seria  cambiando nuestro lenguaje interno.
El verbo  creer y crear, se conjugan de la misma manera en la primera persona del singular: YO CREO. Y por eso de alguna manera cuando creemos en algo, creamos eso para nuestras vidas.
Tendríamos que empezar por cambiar el lenguaje:
-estoy dispuesta a aprender cosas nuevas.
-cuanto antes termine la tarea antes me iré a la playa.
-me gusta hacer cosas nuevas.
En fin, que si vamos a tener pensamientos, porqué no elegirlos positivos en vez de negativos.
Virgil Thompson decía: “Prueba algo que no hayas probado antes y hazlo por lo menos tres veces: una para sobreponerte al miedo, otra para averiguar cómo hacerlo y la tercera para ver si te gusta o no.”
El miedo en definitiva es algo que necesita ser atravesado para crecer. Aquello que tanto nos asusta hacer es un claro indicador de la próxima cosa que necesitamos hacer.

¡¡¡QUE TENGAIS UNA SEMANA LIBRE DE MIEDOS!!!

martes, 8 de junio de 2010

Queridas/os amigos de este mundo virtual, hoy no lanzo al espacio ninguna historia o cuento para pensar, hoy no voy a poner ninguna foto en relación con el texto que me dispongo a escribir, ni siquiera estoy segura de cómo  lo voy a acabar,  porque lo que pretendo es hacer un regalo muy especial cargado de sentimiento. Un regalo muy especial para todas aquellas personas que me leéis y que con vuestros comentarios hacéis que mi mundo se enriquezca cada día un poquito más.
Empecé esta aventura sin demasiadas pretensiones, movida únicamente por mi pasión por la lectura y la escritura y lo que he encontrado ha superado mis expectativas. Gente maravillosa que no siente ningún pudor en gritarle a la vida lo que de maravilloso hay en ella, gente con inquietudes y de la que recibo cantidad de riqueza cultural, emocional y espiritual, es por todo ello, que hoy quiero rendiros, a vosotras, amigas virtuales, este pequeño homenaje y daros las GRACIAS, con mayúsculas. Soy muy novata en esto de Internet, no se cómo haceros un regalo enmarcado como aquellos a los me tenéis acostumbrada, pero eso no me importa, igual que se que a vosotras tampoco os importará recibir en forma de misiva este mi pequeño regalo a todas y cada una de vosotras. Gracias por vuestros comentarios, gracias por vuestra información, gracias por aparecer en mi camino. Soy una romántica, no lo puedo ni quiero remediar, y estoy feliz porque  la vida me da más de lo que podía esperar.
Os mando un cariñosísimo abrazo con todo mi corazón.

jueves, 3 de junio de 2010



Aquí os dejo una bonita historia, con una gran lección. A veces en nuestro afán de ayudar, lo que hacemos es limitar, evitando el esfuerzo e impidiendo el crecimiento, cosa que nos ocurre en algunos momentos con nuestros hijos. Me pareció muy interesante para compartirlo con todos vosotros. Espero que os guste.





LECCION DE MARIPOSA




Un día, una pequeña abertura apareció en un capullo; un hombre se sentó y observo a la mariposa por varias horas, mientras ella se esforzaba para hacer que su cuerpo pasase a través de aquel agujero.
Al cabo del tiempo, parecía que ella había dejado de hacer cualquier progreso. Parecía que había hecho todo lo que podía, pero no conseguía agrandarlo.
Entonces el hombre decidió ayudar a la mariposa: tomó una tijera y abrió el capullo. La mariposa pudo salir fácilmente.
Pero su cuerpo estaba marchito, era pequeño y tenía las alas arrugadas.
El hombre siguió observándola  porque esperaba que, en cualquier momento, las alas se abrieran y estirasen para se capaces de soportar el cuerpo, y que éste se hiciera firme. Nada aconteció.
En verdad, la mariposa paso el resto de su vida arrastrándose con un cuerpo marchito y unas alas encogidas.
Ella nunca fue capaz de volar.
Lo que el hombre, en su gentileza y su voluntad de ayudar no comprendía, que el capullo apretado y el esfuerzo necesario para que la mariposa pasara a través de la pequeña abertura, era la forma de que el fluido del cuerpo de la mariposa fuese a sus alas, de tal modo que ella estaría lista para volar, una vez que se hubiese liberado del capullo.
Algunas veces, el esfuerzo es exactamente lo que necesitamos en nuestra vida.
Si pasáramos por nuestras vidas sin encontrar ningún obstáculo, siempre estaríamos limitados. No lograríamos ser tan fuertes como podríamos haber sido. Nunca podríamos volar.

Un abrazo inmenso.