Seguidores

jueves, 27 de mayo de 2010




BIENVENIDO A MI VIDA



No os habéis preguntado nunca el porqué aparecen ciertas personas en nuestra vida. Y porqué de igual forma, a veces, desaparecen sin un motivo aparente.
Estoy convencida de que hay una razón, aunque no entendamos muy bien cuál o porqué…
A lo largo de una vida conocemos a cantidad de personas, algunas se quedan para siempre con nosotros, otras simplemente abandonan el mundo terrenal, pero todas ellas, absolutamente todas, creo que aparecen por alguna razón, incluso, aquellas que nos lastimaron o que se fueron de nuestro lado sin mas.
Yo creo  que muchas de estas personas se nos acercan para servirnos de guías, de soporte en nuestro caminar, tanto a nivel físico, como emocional o espiritualmente.
A veces, con sus actos nos obligan a adoptar determinadas posturas. Unas nos aportan paz, alegría, reflexión e incluso provocar en nosotros que aparezcan bajos instintos que no creíamos tener.
Creo que las relaciones que tenemos en la vida, nos dan precisamente lecciones para esta. Y debemos estar despiertos y agradecidos de que así sea, porque sólo así conseguiremos unos cimientos emocionales sólidos.
Dicen que el amor es ciego; pero que la amistad es clarividente, y en el momento que somos capaces de comprender esto, aceptando, agradeciendo, todas las personas que aparezcan en nuestra vida, serán vistas por nosotros con otros ojos.
Desde aquí quiero brindar un homenaje a todas aquellas personas que de una u otra manera entraron en mi vida, a las que quiero y mantengo, a las que están lejos, a las que pasaron de puntillas, incluso de largo, a las que me hicieron daño, a las que me hicieron llorar, a las que me hicieron feliz, a las que me cuestionaron, a las que me quisieron y me quieren y también como no a vosotras, mis nuevas amigas cibernéticas, vosotras también sois muy importantes.
A todas vosotras/os, primero pediros perdón y deciros que lo siento si en algún momento de este viaje juntas, os hice daño u ofendí; segundo gracias, muchas gracias por haber estado o estar ahí; y por último deciros a todas/os que os quiero.

¡¡¡QUE TENGAIS UN FELIZ Y BONITO DIA!!!  ¡¡¡Y UN MEJOR FIN DE SEMANA!!!

martes, 25 de mayo de 2010

Irene, se había cambiado de ciudad por motivos laborales hacía dos semanas. Se estaba amoldando al lugar y a su nueva vivienda.
Una mañana, cuando salía para ir al trabajo, coincidió en el ascensor con uno de sus nuevos vecinos y tras sonreírle y darle los buenos día se atrevió a preguntar;
-    Y qué tal por aquí, ¿cómo es la gente en este barrio, en esta ciudad?…
-    ¿Y qué tal la gente del lugar donde tu vienes?
Irene se quedó muy sorprendida por la respuesta de su vecino, no esperaba que le contestase con otra pregunta pero la sonrisa de este la hizo relajarse y volver a preguntar.
      -No entiendo,¿ qué me quieres decir con esto?
      - Es muy sencillo, ¿dejaste buenos amigos de allí donde vienes?
      -Siii, - dijo ella con un suspiro de añoranza.- he dejado montones de buena gente, pero bueno, lo más lejos que los tengo es a una llamada de teléfono.
Irene interrogó a su nuevo vecino con la mirada, y este tras una dulce sonrisa, le dijo:
     -si allí de donde vienes dejaste buena gente, buenos amigos, buenos recuerdos, estoy seguro que aquí, también encontrarás buena gente, buenos amigos y buenas vivencias para compartir con todos, con los de allí y con los de aquí.
Julián, que así se llamaba su nuevo vecino, soltó una sonora carcajada y añadió,
     -Cada uno encuentra lo que lleva en su corazón, si tú tienes buen corazón, seguro que encontrarás gente buena, pero si tu corazón es frío y duro…
No terminó la frase, se limitó a encogerse de hombros y cederle el paso para que saliera a la calle despidiéndose de ella con total cordialidad.
Irene sonrió al nuevo día con la confianza de que este seria un buen lugar para vivir  y comenzaría celebrándolo con sus nuevos compañeros de trabajo. – si,- se dijo para sus adentros,-esta tarde prepararé una merienda, será una buena forma de empezar a conocernos.
    


Y yo, estoy de acuerdo con el vecino, el mundo y la gente que nos rodea, en gran parte, depende de los ojos con que la miremos.  Nuestro mundo, nuestra gente, son un reflejo de lo que somos.
¡¡¡FELIZ SEMANA!!!

jueves, 20 de mayo de 2010


MI PEQUEÑO HOMENAJE  A LA CARTA MANUSCRITA



Me siento frente a la pantalla del ordenador dispuesta a crear y no se porqué, mi mente y mi mirada se alejan del teclado y un alo de nostalgia me invade. De repente, recuerdo un olor, un olor que evoca momentos de mi infancia y de mi juventud, olor a lápiz, tinta y papel, y entonces… pienso en esas cartas. Cartas manuscritas que empiezan a formar parte de nuestro pasado.
Cuando escribimos sin un teclado de por medio, estamos en comunión nuestra mano, la pluma y la hoja en blanco, y de una forma muy sutil, estamos dejando en lo escrito parte de nuestra alma. La escritura, distinta en cada persona, refleja nuestro estado de ánimo, la unión de las letras une también nuestros pensamientos, traduciéndolos en palabras. Revela nuestra personalidad  y nos hace tomarnos más tiempo imponiéndonos una lentitud más reflexiva.
Recuerdo la impaciencia por abrir el buzón, el rasgado del sobre y en su interior el regalo más preciado. Recuerdo el olor, el tacto del papel doblado en mis manos. Recuerdo el borrón de tinta producido por una lágrima incontrolada, los corazones que sustituían el  punto de la i, las firmas que iban madurando con nosotros. Pero sobre todo, recuerdo la emoción que me producía escribir dando en cada trazo una parte importante de mí, y la emoción que me producía leer una y otra vez la misma carta hasta que el papel ya desgastado parecía querer escaparse de mis manos.




 OS DESEO UN FELICISIMO FIN DE SEMANA

martes, 18 de mayo de 2010

Este es un texto del cual ignoro su autor y que encontré entre mis muchos papeles guardados para no ser olvidados. Me parece tan esclarecedor y real, que todos deberíamos tener en cuenta lo que en el se transmite.Espero que os guste tanto como a mí.

Un viejo cacique de una tribu estaba teniendo una charla con sus nietos acerca de la vida. Él les dijo:
"¡Una gran pelea está ocurriendo dentro de mí!... ¡es entre dos lobos!
"Uno de los lobos es maldad, temor, ira, envidia, dolor, rencor, avaricia, arrogancia, culpa, resentimiento, inferioridad, mentiras, orgullo, egolatría, competencia, superioridad.
El otro es Bondad, Alegría, Paz, Amor, Esperanza, Serenidad, Humildad, Dulzura, Generosidad, Benevolencia, Amistad, Empatía, Verdad, Compasión, Tolerancia.
Esta misma pelea está ocurriendo dentro de ustedes y dentro de todos los seres de la tierra.
Lo pensaron por un minuto y uno de los niños le preguntó a su abuelo:
"¿Y cuál de los lobos crees que ganará?"
El viejo cacique respondió, simplemente...
"El que alimentes."

viernes, 14 de mayo de 2010

EL NIÑO INTERIOR

Te  propongo un juego; ponte una mano en el corazón y cierra los ojos. Ahora, imagínate cuando tenías cinco o seis años, intenta mirarte, como mirarías a tu propio hijo… con todo el amor del que seas capaz.
Sonríele, abrázale y dile cuanto lo quieres y que estás dispuesta a protegerle y ayudarle “siempre”. Atráelo hacia ti y abrázalo, siente toda la energía de protección en ese abrazo.
Ahora, dile todas las cosas buenas que posee, dile que es capaz de dar y recibir amor, que es noble y valioso, dile que estas orgullosa porque es capaz de sentir su naturaleza humana y que a pesar de sus tropiezos, dudas y temores es valiente porque afronta la vida de frente.
Dile que le amas y díselo en voz alta, Dile que le cuidarás siempre y comprométete a ello, dile que es lo mejor y lo más importante de tu vida y CREETELO. El amor y tu cuidado lo hacen especial y poderoso, y cuando tú  niño interior lo sea,, TU, LO SERÁS TAMBIÉN.

Os deseo mucho amor para vuestro niño interior. Que lo cuidéis, lo protejáis, lo améis y sea vuestro mejor seguro de una vida plena.
Un abrazo para todos y ¡¡¡Feliz fin de semana!!!.

martes, 11 de mayo de 2010





                                                                    Vampiro emocional




     Seguro que alguna vez hemos coincidido en esta vida con algún vampiro emocional.
     Este personaje es aquel que es capaz de succionar toda tu energía vital en un pequeño rato de conversación.
     Tiene todos los problemas del mundo y además, parece disfrutar ocupándose a su vez de los del resto.
     Llena su vida de complicaciones reales o ficticias y procura dar mucha más importancia a los sucesos negativos que a los que puedan aportar algo de positivo.
     Tienen el arte de amargarse la vida, e intentan hacer lo mismo con la nuestra.
Viven obsesionados con todo lo malo que sucedió en sus vidas, y lo que es aún peor, se anticipan a un futuro que por supuesto, aún incierto, ven oscuro.
     Se conforman con lo malo conocido y no se permiten la licencia de probar lo bueno por conocer torturándose y pensando en todo lo malo que les podría ocurrir.
     Se sienten solos, sin amigos, y no son capaces de comprender que las máximas que utilizan en sus vidas, son las más efectivas para precisamente conseguir ser personas notables, pero notables en el “arte de amargarse la vida”.
     Uno no puede estar continuamente esperando a que se produzca el milagro de que ciertas personas, quieran esforzarse y enfrentarse a las dificultades, de que dejen pasar infinidad de oportunidades, al centrarse sólo en lo negativo, de martirizarse con sus penas. De que no quieran reconocer sus “cualidades” para hacer frente a las dificultades. Estas personas deben darse cuenta de que el optimismo es necesario para hacer buenos amigos y además conservarlos.
     Uno se puede esforzar en transmitir ganas e ilusión por un montón de cosas que las vida nos regala, puede aceptar modos de comportarse ajenos, pero no se puede pedir que se recoja mansamente la hostilidad que provocan algunas personas que destilan agresividad, desintegración y rechazo hacia cualquier intento de acercamiento, consejo o apoyo.
     Estas personas, necesitan otro tipo de ayuda, que todo el mundo no está preparado para dar, esas personas necesitan, mucho amor, pero, amor de sí mismas.
    

                          

viernes, 7 de mayo de 2010



BENDITA TMIDEZ





    La timidez, aunque pueda parecer a simple vista un defecto, tiene mucho de positivo, ya que gracias a ella se aprende a economizar palabras adquiriendo así, el hábito de pensar antes de hablar.
     Algo tan sencillo y difícil a la vez para la mayoría de los mortales que nos enzarzamos en conversaciones banales que no llegan a ninguna parte o en el peor de los casos llegan  demasiado lejos.
     Vivimos en un mundo en el que cada vez es más complicado encontrar la diferencia entre lo verdadero y lo falso, lo trivial o lo importante.
     La timidez aporta un punto de soledad muy sano, que hace que seamos más severos con nosotros mismos y a la vez más considerados con los demás.
    La persona tímida, debería de reconocer este grado de autenticidad que le da este carácter y cultivarlo en su propio beneficio
     Muchas veces los tímidos intentan ocultar este comportamiento actuando, tratando de impresionar con un carácter ficticio  y que normalmente suele causar el efecto contrario al deseado.
     La autenticidad, es lo que hace a la persona importante. Este es un extraño poder y está al alcance de todos.
     Conocerse a sí mismo, es la base de todo conocimiento posterior. Y siendo fieles a esta premisa, no podremos ser falsos con nadie y no malgastaremos fuerzas en conflictos ni engaños.
     Amigo tímido, acepta la idea de que no hay nada malo en ser diferente. En realidad, todos lo somos. Somos seres únicos que se enfrentan al mundo de manera única.
     Descubre tus cualidades y defiéndelas. Vive por ellas.


                                                           FELIZ FIN DE SEMANA

miércoles, 5 de mayo de 2010


¿QUIÉN GANA MAS EL QUE DA O EL QUE RECIBE?



Ayer vino a verme una amiga, se encontraba bastante angustiada por una serie de problemas y necesitaba descargar su agonía y su tristeza, yo la escuché con total entrega porque así me lo pedía el corazón, tenía cosas que hacer, claro que tenia, pero todo puede esperar cuando alguien a quien quieres te pide ayuda. Después de más de dos horas, se levantó del sillón donde permaneció sentada todo el rato, y me pidió un abrazo que por supuesto acepté encantada, y dándome reiteradamente las gracias se marchó con otro semblante.
Ahora viene mi pregunta: ¿quién gana más?,¿ el que da o el que recibe?…
Porque no sabía como explicarle a mi amiga, que a mí, no tenia que darme las gracias por nada, muy al contrarío, era yo, la que le agradecía a ella su confianza, su abrazo y su disposición a escuchar cualquier cosa que yo le comentase
El simple hecho de escuchar a una persona te enriquece tanto, te aporta tal cantidad de información sobre el ser humano, que quien gana siempre es el que escucha de manera activa, eso lo tengo cada vez más claro. Cuando de verdad, prestas tu atención a algo o a alguien, se abre ante nosotros un abanico de sentimientos que nos hace entender nuestra naturaleza imperfecta.
Estoy feliz de haber servido de ayuda a mi amiga, por supuesto, pero también estoy muy agradecida de contar con ella, de aprender con ella y de ella, Pero sobre todo y de lo que más agradecida estoy y estaré siempre es de poder contar con amigas con las que compartir alegrías y tristezas sin tener que pedir excusas por ello y sabiendo que la gratitud es recíproca.

martes, 4 de mayo de 2010

Os dejo este texto anónimo que a mí personalmente me encanta, espero que a vosotros tambien.

Yo había pedido a Dios la fuerza para triunfar.
El me ha hecho débil, para que aprenda el gusto de las cosas pequeñas.
Yo le había pedido la salud, para hacer grandes cosas.
El me ha dado la enfermedad, para que haga cosas mejores.
Yo le había pedido la riqueza para ser felíz.
El me ha dado la pobreza,, para que sea sensato.
Yo le había pedido el poder, para que los hombres vinieran a mi.
El me ha dado la flaqueza, para que sintiera la necesidad de Dios.
Yo le había pedido amigos, para no vivir solo.
El me ha dado un corazón, capaz de querer a todos mis hermanos.
Yo le había pedido, de todo para gozar de la vida.
El me ha dado la vida, para que goce de todo.
No he recibido nada de lo que había pedido, pero tengo todo lo que podía esperar.
A pesar de mis ruegos no escuchados, Dios me ha ofrecido ser el más felliz de los hombres.


¡Feliz semana a todos!